Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Aprendiendo a vivir sin Raúl

  • Ante el Mallorca no calentó ni un solo minuto
El siete merengue no calentó ni un solo minuto ante el Mallorca
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Quince años en la élite del fútbol dan para mucho, tanto como para jugar más de setecientos partidos y marcar cerca de trecientos veinte goles. Unas cifras que, sin duda, dejan huella, y que el Real Madrid está aprendiendo a dejar atrás para mirar al futuro.

Con 32 años cumplidos en junio, Raúl González Blanco está empezando a vivir la etapa de finalización de su carrera, tal y como hicieron otras grandes glorias madridistas como Butragueño, Míchel, Santillana, Di Stéfano o Gento. Un proceso que no es fácil para alguien que ha dado toda su carrera para el equipo blanco y que ahora ve cómo ha pasado de ser el líder en el terreno de juego a ser un simple miembro de la plantilla que espera su turno en el banquillo.

Mucho se llevaba hablando en las últimas temporadas del rendimiento de Raúl y de la necesidad de empezar a darle un relevo en el equipo. Sin embargo, hasta Pellegrini ningún entrenador creyó conveniente prescindir de sus servicios de manera habitual, hasta que el chileno tomó la decisión tras el partido en El Molinón, en la jornada 8. Desde entonces el capitán acumula ocho suplencias consecutivas y en dos de ellas no disputó ni un minuto de los partidos.

Así, en el encuentro de este domingo ante el Mallorca se cumplió un paso más en el proceso de suplencia de Raúl, pues el de Villaverde ni siquiera calentó un sólo minuto en la banda del Santiago Bernabéu. En la jornada 13, ante el Almería, el delantero no saltó al campo, pero al menos realizó ejercicios de estiramiento, por lo que se puede decir que en el duelo ante los bermellones fue la primera vez en la que Pellegrini no pensó ni una sola vez para emplearlo.

Por tanto, es la primera ocasión desde hace tres lustros que el Real Madrid no aparece ligado necesariamente al nombre de Raúl. Aún así, el equipo está llevando el cambio generacional sin sobresaltos, pues la aportación de los jóvenes delanteros del equipo como Higuaín y Benzemá está provocando que no se le eche en falta al capitán. Y es que el propio Raúl ya fue quien hizo olvidar a Butragueño, por lo que normalmente es el propio fútbol el que se encarga de este proceso de reciclaje propio del paso de los años y las temporadas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información