Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid, más fresco que el Barça

  • Los de Pellegrini llevan una carga de partidos menor que la de Guardiola
Los de Pellegrini llevan una carga de partidos menor que la de Guardiola
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Decía el ex seleccionador nacional Luis Aragonés que los grandes títulos se deciden en los dos últimos meses del campeonato. Pues bien, si hacemos caso a esta premisa, los datos indican que el Madrid tiene una ventaja considerable respecto al Barcelona de cara a ese momento de la temporada...

Habiéndose disputado ya diecisiete jornadas del Campeonato Nacional de Liga, la primera fase de la Champions y las dos primeras rondas de la Copa del Rey, observamos que el Real Madrid lleva disputados hasta el momento un total de 25 partidos oficiales. Una cifra considerable para las alturas de campeonato en que nos encontramos, pero que queda minimizada si nos fijamos en la carga de partidos que llevan sobre sus piernas los jugadores del Barcelona.

El equipo de Guardiola está pagando las consecuencias de su exitoso año 2009 en lo que a títulos se refiere, y lo está haciendo con encuentros de más que están mermando físicamente a su ya de por sí limitada plantilla. Hasta el momento, el club de la Ciudad Condal lleva jugados hasta la fecha 32 encuentros oficiales, siete más que los que llevan los de Pellegrini hasta el momento.

EL MADRID LLEGARÁ MÁS DESCANSADO AL FINAL

¿Qué implicaciones puede tener esto de cara al futuro de ambos equipos esta temporada? Pues muy sencillo: en el momento que se disputen los títulos (allá por los meses de abril y mayo), los blancos estarán físicamente más descansados que los de Guardiola. Con una carga de partidos más ligera, y con una plantilla en la que todos están aportando su granito de arena, podemos asegurar que el equipo de Pellegrini, que ha rotado incluso más que el de Guardiola, llegará en mejores condiciones para afrontar ese decisivo tramo de la temporada.

Y mucho nos tememos que el Barcelona estará ya en las últimas a esas alturas de la competición. Con una plantilla mal confeccionada, y con un entrenador que no ha sabido digerir el éxito viendo lo ridículas de algunas de sus alineaciones, todo hace indicar el tiempo de los títulos del Barça se ha acabado. A no ser que Villar haga de las suyas y baje a un terreno de juego vestido de árbitro...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información