Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Medio Marcelo es mucho

  • El brasileño regresó ante el Bilbao a su productiva posición en el centro del campo
El brasileño regresó ante el Bilbao a su productiva posición en el centro del campo
Borja Fernández Borja Fernández

Marcelo se está convirtiendo en un jugador imprescindible para Manuel Pellegrini a la hora de confeccionar sus alineaciones. Ya sea volcado a la izquierda de la zaga o por delante de ésta, como medio campista con llegada, el brasileño nunca falla.

Ante el Athletic de Bilbao, Marcelo retornó a la posición de interior zurdo que tanto ha frecuentado esta temporada. Su buen trato del balón y su capacidad para asomarse al área rival para asisitir a sus compañeros han hecho de él un jugador nada despreciable en ataque, lo que le permite a Pellegrini reservarse a dos pulmones como Lass y Xabi Alonso para funciones menos vistosas. En San Mamés el '12' blanco sumó otros 59 minutos en los que, sin embargo,  no pudo evitar que el Athletic se pusiera con el 1-0 en el marcador.

Marcelo es ya el único jugador de la plantilla madridista que lograr acercarse al pleno de partidos ligueros que ostenta Iker Casillas con 18 encuentros disputados en 18 jornadas. El brasileño suma 17, todos como titular. Por supuesto, también es el segundo jugador que de más minutos disfruta (1.544). El carioca sólo se perdió, por decisión técnica, el partido ante el Tenerife. Además, es el máximo asitente del equipo, con 5 pases de la muerte a sus compañeros. Por si fuera poco, también es el jugador de la plantilla que más regates realiza, lo que confirma su particular idilio con el balón.

En su cuarta temporada en el club, Marcelo se ha convertido en un jugador indispensable. El intento por convertirlo en el sucesor de Roberto Carlos no surtió efecto pero a cambio Juande Ramos vio en él nuevas y productivas aptitudes. Además, su versatilidad en el campo está permitiendo al entrenador chileno diseñar unas alineaciones en las que una de las once plazas tiene nombre propio. Marcelo siempre quiso ser lateral, en donde no pasaba de ser un defensor vulgar. Con su reubicación en el medio, un poco del mejor Marcelo pasa a ser mucho.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información