Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Guti toma la batuta

  • El '14' debe volver a ser el futbolista mágico y determinante que espera la afición
El '14' debe volver a ser el futbolista mágico y determinante que espera la afición
Borja Fernández Borja Fernández

'Guti' volvió a aparecer en una alineación titular del Real Madrid en el partido liguero ante el Málaga para ser el jugador más destacado del medio campo madridista.

El canterano volvió a cuajar ante los hombres de Juan Ramón López Muñiz una de esas actuaciones que le han encumbrado como un futbolista mortalmente decisivo durante los partidos gracias a sus asistencias, una de esas actuaciones que sólo el propio 'Guti', con sus despropósitos fuera del campo, se ha encargado de oscurecer.

'Guti' fue titular ante el Málaga por decisión de un Manuel Pellegrini que sabe que, pese a su pasajera indisciplina, no puede prescindir del único jugador de la plantilla capaz de decidir los partidos desde el centro del campo. Un vertical pase suyo a Benzema inició la jugada que concluiría, tras una no menos destacable triangulación entre el delantero francés, Kaká y Cristiano Ronaldo, en el primer tanto del encuentro. Minutos más tardes, un balón del '14' que partía en dos la poblada defensa malagueña sirvió al de Madeira para tener el tiempo necesario para elegir dónde quería poner el balón en la portería de Munúa. Es cierto que en esta ocasión las dos asitencias de 'Guti' no fueron ese último pase de la muerte que el delantero, o quien sea que llegue a rematar el balón, sólo tiene que acariciar para introducir al fondo de la red, pero sí lo es que todos sus compañeros le buscaron a él cuando el balón se les quedaba pegado al pie, que la decisiva incidencia del díscolo media punta en el juego del Madrid debe servir a Pellegrini para confiarle a él un puesto que el propio jugador debe ser capaz de asumir con total normalidad.

'Guti', por diferentes motivos, se encuentra entre los jugadores que menos han jugado esta temporada. Hasta la fecha ha participado en 10 de los 19 partidos de Liga, con un balance de 465 minutos disputados, dos goles y cuatro asistencias en su haber, unos datos que evidencia su predilección por el pase frente a la definición. 'Guti' puede ser el mejor aliado de sus compañeros y el peor enemigo de sí mismo. A sus 33 años no está como para dejar pasar la ocasión que ahora le brinda Pellegrini para ser un jugador tanto o más importante que el resto de 'galácticos' que pueblan la plantilla madridista. 'Guti' debe dar un paso adelante, tomar la batuta y ser el director de orquesta de un Real Madrid que aspira a hacer historia. Ya hemos dicho que el principal enemigo para conseguirlo está en él mismo pero, ¿usted qué opina?, ¿será capaz 'Guti' de asumir una responsabilidad que hace tiempo decidió repudiar?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información