Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Simplemente Guti

  • El '14' acabó con el gafe de Riazor liderando una brillante victoria de los blancos ante un inoperante Depor
Deportivo 1 - 3 Real Madrid
Daniel Castellanos - La crónica Daniel Castellanos - La crónica

Don José María Gutiérrez 'Guti' acabó el solito con el gafe de Riazor, que se había prolongado durante los últimos 19 años. El '14' lideró una merecida victoria de los blancos, que realizaron ante el Deportivo el mejor partido de la temporada. Benzema fue el otro destacado del equipo merced a sus dos goles.

Nueva cita con las brujas, meigas o como quieran llamarles. Y si el Madrid no tenía suficiente con los conjuros y los gafes, teníamos que añadirle las bajas. Las siete ausencias en el conjunto de Pellegrini obligaron al técnico chileno a jugar prácticamente con lo único que tenía a mano. Raúl, con más de tres meses sin ser titular en Liga, hizo pareja en ataque con Benzema, y Granero, casi desaparecido en los partidos fuera de casa, tuvo su sitio en el centro del campo. Fueron las principales novedades de un Real Madrid que encaró el encuentro sin los complejos de otras temporadas.

Porque, como ha venido sucediendo en los últimos partidos fuera de casa, ha salido dominando el partido. Los jugadores, tras la victoria del Barcelona ante el Sporting, eran conscientes de la necesidad imperiosa de ganar. Y eso se manifestó en las ocasiones iniciales de los blancos en los primeros minutos. Xabi Alonso dio el primer aviso con un disparo raso al que sólo le faltó colocación, y posteriormente sacó su fusil Benzema, cuya volea fue respondida con un espectacular vuelo sin motor de Aranzubia.

UN EQUIPO LLENO DE 'JUGONES'

Guti se erigió, junto a Granero, en el gran dominador de la pelota en el centro del campo. Y fue precisamente el 'Pirata' el que empezó a espantar a todas las brujas de Riazor. Fue tras una jugada embarullada, en la que Laure no acertó a despejar la pelota del área, algo que aprovechó Granero con un certero remate de cabeza que dejó mudo a los 35.000 aficionados que arrebataban Riazor. Para el 'Pirata' es su tercer gol de la temporada, y para el Madrid poner fin a su racha de dos partidos sin ver puerta fuera de casa.

Eran los mejores minutos de los de Pellegrini en este 2010. Y todo gracias a la calidad de los centrocampistas que dispuso el técnico chileno. Xabi, colosal, se asoció muy bien con todos los compañeros de su línea, y precisamente en otra jugada trenzada llegó la tercera gran ocasión del Madrid, cuando, tras un gran pase en profundidad de Granero a Benzema, éste último no supo culminar en un sencillo pase de la muerte a Raúl. El '7', favorecido por la calidad del centro del campo merengue, tuvo la siguiente ocasión de los blancos tras rematar a bocajarro ante Aranzubia, quien realizó sin duda la parada de la noche.

Si Aranzubia fue el héroe deportivista en la primera parte, Benzema fue la sorpresa agradable de los blancos. El francés se mostró muy activo durante los primeros 45 minutos, cayendo constantemente a bandas y poniendo en jaque a la defensa coruñesa. Fue precisamente el ex del Lyon el que tuvo la sexta ocasión madridista de la primera parte, tras rematar alto un buen pase de Kaká. Por cierto, el brasileño, gracias en buena parte a los jugones que tenía por atrás, se unió también a la fiesta marcándose otra espectacular primera parte.

Transcurrida media hora, el Madrid bajó un poco el ritmo, algo que aprovechó el Depor para estirar algo las líneas. Pero el león lanzó su mejor zarpazo en el min.39. Y su ejecutor fue Don José María Gutiérrez 'Guti'. Y reseñamos lo de Don porque de los pies del '14' salió el que probablemente sea el mejor gol de lo que llevamos de Liga.  Todo vino tras una gran contra conducida por Kaká, quien dejó al rubio madridista sólo delante del portero y, para sorpresa de los 300 millones de madridistas repartidos por todo el mundo, decidió, en vez de chutar él a portería, ceder de tacón a Benzema, quien sólo tuvo que culminar lo más bonito visto sobre un terreno de juego en estas últimas temporadas.

FICHA TÉCNICA

1- Deportivo: Aranzubia; Laure, Colotto, Lopo, Manuel Pablo; Juca (Bodipo, min.83), Antonio Tomás, Juan Rodríguez, Pablo Álvarez (min.75, Riki), Valerón (min.55, Ivan Pérez) ; y Adrián

3- Real Madrid:
Casillas, Arbeloa, Albiol, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Granero, Guti, Kaká; Benzema y Raúl (min.78, Drenthe).

Goles:
0-1: Granero (min.12);  0-2: Benzema (min.39); 1-2: Riki (min.85); 1-3: Benzema (min.91)

Arbitro:
Ayza Gámez. Amonestó a Manuel Pablo por el Deportivo

Incidencias:
partido disputado en el estadio de Riazor, al que acudieron 35.000 espectadores. Los dos equipos saltaron al terreno de juego con camisetas de apoyo a Filipe Luis.

MENOR INTENSIDAD EN LA SEGUNDA PARTE

Bajo los efectos alucinógenos de la obra maestra que Don José María nos brindó esta noche en Riazor se llegó al descanso con unas sensaciones inmejorables. Los de Pellegrini espantaron a las meigas coruñesas de la mejor forma posible: realizando los mejores 45 minutos de la temporada, y con una sensación de equipo trabajado que ha mostrado en contadas ocasiones en toda la temporada. Por contra, el Depor se fue a los vestuarios pensando que, para su consuelo, sólo se han ido con dos goles en contra.

La segunda parte, para alegría de los blancos, comenzó con los mismos derroteros de la primera parte. El maestro Guti siguió  con su clase magistral de fútbol, y Kaká exponiendo su mejor versión. El brasileño rozó el tercero en dos ocasiones, las cuales no entraron porque los brujos, a pesar del recital madridista, son todavía del Depor. En el conjunto gallego, y con Valerón en el banquillo, fue Juan Rodríguez el que asumió el mando de las operaciones, y con dos disparos desde la frontal del área sacaron del letargo a Iker Casillas, que hasta el momento no había tenido ningún trabajo.

Los de Lotina siguieron intentando recortar distancias en el marcador, pero el Madrid, a base de tocar en el centro del campo, fue adormilando el partido y dejando que pasaran los minutos. Sin apenas acercamientos en las áreas, los blancos disfrutaron de los minutos más plácidos de la temporada, porque ni Adrián, ni Pablo Álvarez ni Riki fueron capaces de crear peligro.

Hasta que Ayza Gámez se erigió en protagonista del choque pitando un inexistente penalti de Ramos sobre Riki. El ex madridista, que revolucionó a su equipo en los instantes finales del partido, anotó la pena máxima, y puso emoción al partido. Hasta que Benzema puso la sentencia, al rematar un buen centro de Arbeloa desde la derecha. Conclusión, la Liga está más viva que nunca. Como Guti, que volvió a mostrar su mejor versión.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información