Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Multiusos Arbeloa

  • El canterano, imprescindible para Pellegrini a una y otra orilla del campo
El canterano, imprescindible para Pellegrini a una y otra orilla del campo
Borja Fernández Borja Fernández

Álvaro Arbeloa está completando una espectacular temporada haciéndose con un puesto en las alineaciones de Manuel Pellegrini para unas posiciones que, a su llegada a Madrid, parecían destinados a otros jugadores.

Pese al ruido mediático que ejerce la delantera del Real Madrid gracias a sus goles y el renombre de sus figuras internacionales, es la defensa blanca la que está obteniendo el resultado más inesperado. Los 15 goles encajados en 21 partidos hablan alto y claro de un equipo que se construye desde la solidez atrás. Entre los numerosos nombres que están ocupando, a veces eventualmente, una plaza en la retaguardia hay uno que, por su constancia y, quizá inesperado, rendimiento en ataque, está acaparando la atención de los aficionados madridistas: Álvaro Arbeloa. El defensa salmantino llegó al Madrid procedente del intenso fútbol inglés por apenas 4 millones de euros. Pese a comenzar con el cartel de suplente, en estos cinco primeros meses de competición Arbeloa se ha convertido en un perfecto multiusos para Pellegrini.

El canterano llegó con el cartel de futbolista suplente de garantías, seguro y sin demasiada presencia ofensiva, para cubrir las posibles ausencias del incansable Sergio Ramos, habida cuenta de que el lateral izquierdo parecía quedar reservado para Marcelo y Drenthe, cumpliendo la idea de Pellegrini de tener "dos jugadores por puesto", pero la sangría que llevó a cabo Jesús Navas ante el primero de ellos en el encuentro liguero, dentro, eso sí, de un esquema defensivo que aún no estaba asentado, y la desconocida ausencia permanente del segundo en las alineaciones del chileno, llevaron a probar a Arbeloa en una posición que no le era ajena. El '2' se asentó entonces en la posición de '3' y desde la continuidad brindada por Pellegrini se hizo indispensable para fortalecer al equipo desde la retaguardia izquierda.

Semanas más tarde, con las conocidas ausencias de los centrales del equipo (Pepe, Garay y Metzleder), Sergio Ramos se vio obligado a desplazarse al medio, en donde está cuajando algunos de sus mejores partidos esta temporada, y quizá de las anteriores, desplazando forzosamente a Arbeloa a su posición natural de lateral derecho. Desde ahí, Arbeloa ha demostrado no sólo que sigue siendo igual de solvente en defensa, además de fino (sólo le han mostrado 3 tarjetas amarillas), sino que cada vez más se incorpora con criterio y desparpajo a unas posiciones ofensivas ya de por sí saturadas, logrando incluso dar una asistencia de gol.

Arbeloa es ya el séptimo jugador de campo que más minutos ha jugado (1.399) y desde que regresara a las alienaciones en la novena jornada ante el Getafe tras su temporal participación en las dos primeras, no se ha perdido ni un sólo encuentro. Arbeloa vino a Madrid para concretar la idea de Florentino Pérez de españolizar al equipo. Su buen hacer y aporte al equipo, tanto defensivo como ofensivo, han hecho de él un fiable multiusos suizo... fabricado en Salamanca.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información