Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Arbeloa y Ronaldo tiran abajo el muro jerezano

  • Primera parte gris en general con un Xerez con diez jugadores colgados del larguero. Arbeloa en la segunda parte marcó y rompió el encuentro para que Ronaldo lo matara definitivamente con un doblete en los siete minutos siguientes. Kaká, dos asistencias
Xerez 0-3 Real Madrid
Alberto Piñero - La crónica Alberto Piñero - La crónica

El Madrid cumplió el objetivo de dormir a dos puntos del liderato en un partido que costó mucho sacar adelante merced al lamentable estado del césped y al autobús que Gorosito plantó prácticamente en su propia área. Fue Arbeloa el que abrió la puerta mediada la segunda parte para que pocos minutos más tarde Ronaldo entrara como un elefante en una cacharrería certificando dos nuevos goles. A pesar del gris partido en general, Kaká se erigió en protagonista por derecho al dar dos asistencias de gol.

 

Mucho temor había antes del partido entre el madridismo sobre el estado del césped de Chapín y, efectivamente, los peores presagios se cumplieron. Esa alfombra que se supone deberían tener todos los equipos de Primera no era ni mucho menos lo que se podía ver en el campo del Xerez, y como no podía ser de otra manera, perjudicó al que quería poner el fútbol, que fue el Real Madrid.

Decían los expertos que Pipo Gorosito había cambiado la cara a este Xerez, y algún temerario aseguraba incluso que estaban empezando a jugar bien, pero lo cierto es que si el técnico hizo una apuesta clara en la noche de hoy fue por el catenaccio más puro y duro. Tuviera donde tuviera el balón el Madrid, siempre había diez jugadores de azul por detrás del esférico, y con solo Bermejo en punta. Esa defensa tan retrasada unido al mal estado del verde dificultó mucho el fútbol de toque que los de Pellegrini venían practicando en los últimos partidos, pues no encontraban los espacios en ataque.

Con estas circunstancias, la primera parte fue mucho más fea de lo esperada, aunque no por ello no hubo ocasiones de gol, pues Ronaldo tuvo en su cabeza dos oportunidades claras. Uno de sus remates fue a parar al larguero, y en sus pies tuvo también un mano a mano con Renan que se marchó al limbo porque se escurrió por el mal estado del césped. Y es que si bien la semana pasada a la primera oportunidad Sergio Ramos marcó ante el Espanyol, esta vez cayó la cruz de la moneda una y otra vez. Momo tuvo a su vez dos remates francos desde dentro del área en la primera mitad que de haber sido Messi seguramente hubieran entrado, pero fue paradójicamente Arbeloa el que rompiera el muro jerezano ya en la segunda parte, y fue con un balón en profundidad en una de las pocas subidas de verdad con mordiente que hizo el lateral. ‘Il due’ no se puso nada nervioso al pisar el área y engañó al meta jerezano como si fuera 'Il Nove' del equipo.

- LA FICHA:

0 -Xerez: Renan, Redondo, Leandro, Moreno (Alustiza, m. 73), Mario Bermejo (Antoñito, m. 79), Momo, Víctor Sánchez, Carlos Calvo (Abel, m. 73), Casado, Aythami y Keita.

3 - Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Sergio Ramos, Kaká (Drenthe, m. 75), Cristiano Ronaldo, Lass, Marcelo, Garay, Higuaín (Raúl, m. 66), Xabi Alonso (Diarra, m. 72) y Granero.

Goles: 0-1, m. 63, Arbeloa; 0-2, m. 68, Cristiano Ronaldo; 0-3, m. 70, Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Turienzo Álvarez. Amonestó a los locales Keita y Casado; y a los visitantes Sergio Ramos, Arbeloa y Lass.

Incidencias: 20.398 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Luis Molowny y del cantaor jerezano Fernando Terremoto, fallecido en la tarde de este sábado.

Brilló la conexión Ronaldo-Kaká. El luso, 17 goles en 17 partidos. El brasileño, dos asistencias hoy

El gol sirvió de sacacorchos y el Xerez se disolvió en ese momento cual aspirina en agua. Tanto que después del primer tanto en el minuto 63 llegaron los dos siguientes en apenas siete minutos. Y fue Ronaldo el encargado de matar definitivamente el partido y firmar sus goles número dieciséis y diecisiete en los diecisiete partidos que ha jugado hasta el momento. El luso se asoció a la perfección con Kaká, que en el segundo gol se la puso a la cabeza desde la derecha, y en el tercer gol le asistió a ras del suelo desde la izquierda. Tanto la una como la otra fueron a parar al fondo de las mallas, engrandeciendo la figura del brasileño, que hasta entonces había estado gris al no encontrar los huecos en el campo y que fue el que dio dos asistencias de gol.

El partido se terminó en ese momento a pesar de que quedaban aún veinte minutos hasta el final. Sólo Ronaldo dedicó un taconazo al más puro estilo Guti dentro del área, pero el Madrid no necesitaba forzar más la máquina. Tenía tres puntos más en el bolsillo que servían para seguir apretando al Barcelona y tenía a todos sus jugadores sanos a pesar del lamentable estado del césped. Costó en la primera parte y quizás no fue tan brillante como en otras ocasiones, pero finalmente el objetivo de dormir a dos puntos del liderato se había cumplido. La semana grande comenzó con buen pie, y las siguientes citas en el Calderón y en Lyon podrían terminar de darle esas alas al Real Madrid que se está ganando poco a poco.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información