Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Diego López, de nuevo salvador

  • Villarreal 2 - 1 Ath. Bilbao
Villarreal 2 - 1 Ath. Bilbao
Agencias - DC Agencias - DC

El portero Diego López, que detuvo un penalti lanzado por Andoni Iraola a un minuto del final, evitó la derrota del Villarreal, que encauzó su situación competitiva después de solventar con la consecución de los tres puntos la visita del Athletic en un duelo marcado por las incidencias y los nervios en los minutos finales.

El error alteró al conjunto visitante. Y el partido terminó con tres futbolistas expulsados, siete minutos de descuento y acciones llenas de malos modos.El Villarreal salió airoso del duelo. Aparcó las dudas surgidas con los malos resultados previos, que acabaron con e cambio de técnico y empezó a tender su vista hacia la parte alta de la clasificación, donde permanece el Athletic, que suma su sexta temporada sin puntuar en El Madrigal. El cuadro local llegaba al partido contra el Athletic necesitado de puntos y sobre todo de confianza tras el cambio de técnico y la llegada de Juan Carlos Garrido al banquillo.

Ambos equipos lo afrontaban conscientes de que estos tres puntos iban a ser muy importantes para las opciones que albergan los dos por llegar a Europa. Y así comenzó un encuentro que a los cinco minutos ya ganaba el Villarreal con sus armas. Una rápida combinación en el área era finalizada por Joan Capdevilla al más puro estilo de delantero centro y con la pierna derecha. Ese gol pareció dar alas al equipo local, al que le podía dar la tranquilidad para tener la pelota. Pero fue todo lo contrario. El Villarreal marcó con su fútbol pero el Athletic con el suyo y con Llorente, complicó la vida a toda la defensa local.

FICHA TÉCNICA

2 - Villarreal: Diego López; Javi Venta, Gonzalo, Godín, Capdevila; Senna, Matilla (Musacchio, m.76); Cani (m.68), Pires, David Fuster (Iván Marcano, m.86) y Nilmar.

1 Athletic: Iraizoz; Iraola, San José, Amorebieta, Castillo; Gurpegui (Susaeta, m.60), Orbaiz, Javi Martínez, Gabilondo (Muniain, m.70); De Marcos (Toquero, m.80) y Fernando Llorente.

Goles: 1-0, m.5: Capdevila; 1-1, m.24: Gabilondo; 2-1, m.45: Nilmar.

Árbitro: Clos Gómez. Expulsó con roja directa a Orbaiz (m.94), Javi Martínez (m.91) y Godín (m.91) y al entrenador del Athletic Joaquín Caparrós; mostró tarjeta amarilla a Orbaiz (m.31), San José (m.47), Ibagaza (m.89).

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésima segunda jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio de El Madrigal ante unos 12.000 espectadores.

LLORENTE, UN PELGRO CONSTANTE

Así, el Athletic encerró al Villarreal en su área y cada balón largo era alcanzado por Llorente, que le daba salida y opción de ataque para su equipo. Rondando el área, a los veintitrés minutos, Gabilondo, desde lejos, marcaba un auténtico golazo, que equilibró el partido y devolvió todas las dudas al Villarreal. Con ello el duelo se abrió, con el Athletic cómodo y el cuadro local pendiente de recuperar el balón para dejar de sufrir y crear peligro.

Cuando parecía que ambos equipos esperaban el final de la primera parte reapareció la calidad del Villarreal con un pase perfecto de Cani que Nilmar certificaba con el segundo gol. No decayó el Athletic a la vuelta de vestuarios. De hecho, buscó con ahínco la meta de Diego López, con una insistencia mayor cuando Joaquín Caparrós dio entrada a Susaeta en lugar de Gurpegi. Al cuarto de hora el Athletic pudo encontrarse con el empate en una jugada desafortunada del Villarreal. Gonzalo desvió un centro de Iraola, que despistó a Diego López aunque el balón se perdió hacia el córner tras rozar el palo.

IRAOLA PERDONÓ AL FINAL

El cuadro de Juan Carlos Garrido, sin embargo, intentaba aprovechar a la contra los espacios propiciados por su rival. Por eso el técnico dio entrada al argentino Ariel Ibagaza. Tampoco tenía mucha más opción el preparador. Plagado de bajas y que tiró de cantera. De hecho, incluyó entre los titulares al joven Javier Magro Matilla. Después, también debutó en Primera su sustituto, el argentino Mateo Pablo Musacchio.

Javi Martínez pudo marcar de rebote en un rechace del meta local. Pero Nilmar pudo sentenciar en un mano a mano con Iraizoz, que firmó la parada de la noche. La gran ocasión vasca llegó a dos minutos del final. Cuando Andoni Iraola marró un penalti cometido sobre Muniaín. Diego López lo detuvo.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información