Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una victoria 'galáctica'

  • Cristiano y Kaká dieron a los de Pellegrini el triunfo en el partido de la 1ª vuelta
Cristiano y Kaká dieron a los de Pellegrini el triunfo en el partido de la 1ª vuelta
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

El Villarreal siempre ha sido, desde que el conjunto castellonense subiera por primera vez a la máxima categoría del fútbol español en la temporada 1997/98, una de las víctimas favoritas del Madrid en esta última década. Y buena prueba de ello es en el partido disputado entre ambos conjuntos en la primera vuelta del campeonato, en el que los blancos vencieron sin problemas por 0-2 merced a sendos goles de los nuevos galácticos: Cristiano Ronaldo y Kaká.

Era la cuarta jornada del campeonato nacional de Liga. Los de Pellegrini llevaban hasta el momento pleno de victorias tanto en Liga como en Champions, y era su primer enfrentamiento ante un equipo de los predestinados a luchar por entrar en la Champions. Suponía además el regreso del técnico chileno del Real Madrid a la que fue su 'casa' durante cinco temporadas, en los que consiguió colocar al Submarino Amarillo no sólo en la élite del fútbol español, sino también del europeo.

Los blancos, con las bajas de Xabi Alonso, Arbeloa y Van Nistelrooy por lesión y Pepe por sanción, saltaron al césped con el once formado por Casillas; Lass, Albiol, Sergio Ramos, Marcelo; Gago, Granero, Guti, Kaká; Cristiano Ronaldo e Higuaín. Muy pronto se pusieron las cosas de cara para los de Pellegrini, ya que Cristiano Ronaldo, en una galopada a lo Maradona desde el centro del campo, fue dejando atras adversario tras adversario hasta batir de fuerte tiro raso desde la fronatl a un Diego López cuya estirada no le valío para despejar el balón. Era el minuto 3 y los blancos ya se habían puesto por delante en el encuentro.

La expulsión del central argentino Gonzalo Rodríguez no hizo más que facilitar aún más las cosas a un Real Madrid que se dedicó a especular con el resultado a la espera de que llegara el momento propicio para matar el partido. Y ese instante llegó en el momento en que Marcelo provocó un penalti por manos de Javi Venta, y que posteriormente fue aprovechado por Kaká, que marcaba así su primer gol en competición oficial con el Real Madird y certificaba un nuevo triunfo de los blancos en una Liga en la que hasta el momento se venían mostrando intratables.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información