Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"No voy a romper la cabeza a nadie"

  • Marcos se disculpa por sus palabras
Marcos se disculpa por sus palabras
Agencias - DC Agencias - DC

El capitán del Real Valladolid, Alberto Marcos Rey, ha comparecido hoy ante los periodistas para pedir "perdón" por sus "desafortunadas" declaraciones del pasado lunes.

Entonces, el lateral izquierdo, que acumula quince temporadas como integrante de la plantilla vallisoletana, aseguró que a José Luis Mendilibar, el anterior técnico, "le echaron los jugadores", a quienes señaló como los culpables de la situación que atraviesa del equipo, en zona de descenso, e indicó que el Valladolid no sale a los estadios como "si se estuviera jugando la vida". Declaró, en sentido figurado, que había que salir al campo "a arrancar la cabeza" al contrario, se mostró partidario de "dejar de lado" a algunos futbolistas del equipo que "no son conscientes" de lo que se juega el equipo y la ciudad, y dejó claro que, si se le pide, daría nombres.

Este miércoles, dos días más tarde, el capitán ha querido "aclarar" ante los medios sus palabras, ya que ha considerado que su mensaje "no lo ha cogido todo el mundo" como él "quería transmitir": "En primer lugar, pedir perdón por mis desafortunadas palabras en el caso de decir que voy a romper la cabeza a nadie. No lo voy a hacer. No soy una persona agresiva, ni mucho menos. Me han tachado de fomentar la violencia, que no, pero sí es verdad que mis palabras son desafortunadas", ha explicado.

En este sentido, Alberto Marcos, ha matizado que "lo único" que quería decir es que el equipo tiene que "dar el do de pecho, y punto". "Me parece triste que al Real Valladolid nunca se le haya dado bola, sólo a nivel regional. Creo recordar que nosotros batimos el récord en segunda división de partidos, de puntos y de historias, y nunca se nos ha dado tanta bola como con una noticia tan triste como la que aconteció el pasado lunes", ha comentado. De ahí que haya reclamado que a él y a su "gente, que es la afición" les dejen "tranquilos", puesto que, según ha afirmado: "Ya tenemos nosotros bastante con lo nuestro". "Yo sí que necesito de la afición y lo que quería transmitir era una inyección de electricidad, que si estamos a un setenta por ciento, que estuviéramos al cien por cien, empezando por mí", ha explicado.

"NO VOY A TIRAR POR TIERRA A NADIE"

Asimismo Marcos ha incidido en que él y el resto de sus compañeros, necesita a la afición del Real Valladolid, pues se ha mostrado convencido de que si "ven once tíos corriendo como perros el domingo, son los primeros" que les van "a arropar y ayudar". "Bueno, ahora, sólo falta que un perro esté indignado y me diga que le he faltado al respeto", ha bromeado el capitán del conjunto vallisoletano, de 36 años. "En ningún momento voy a tirar por tierra a nadie como se está poniendo. Yo sí necesito de mi gente, de los de arriba, de toda la gente que ha pagado su abono y quieren al Real Valladolid. Ahora sí he dicho las palabras claras y, si alguien quiere o puede o tergiversarlas, voy a ver quién no quiere al Real Valladolid, y yo, por encima de todo, sí que le quiero", ha dicho.

Por último, ha asegurado que es "optimista" respecto a las posibilidades de lograr la permanencia en primera a final de temporada (actualmente, el Real Valladolid es decimoctavo con veinte puntos). "Viendo cómo lo tenemos, que no es fácil, estoy convencido de que lo podemos sacar. Punto y final", ha sentenciado Alberto Marcos, quien se ha negado a contestar a las preguntas de los medios.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información