Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid nunca tira la toalla

  • Capello y Schuster pudieron sacar adelante al equipo tras caer en la Champions
Capello y Schuster pudieron sacar adelante al equipo tras caer en la Champions
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Tras la sexta decepción consecutiva en los octavos de final de la Champions ante el Olympique de Lyon, la tristeza ha invadido a todos los madridistas tamto de aquí como de allá y el más allá. Pero el Real Madrid ha demostrado a lo largo de su centenaria historia saber salir adelante incluso en circunstancias tan complicadas como ésta, y en esta ocasión no será menos.

Basta recordar como el conjunto blanco conquistó las dos últimas Ligas que tiene en su haber. Fueron en circunstancias muy similares a éstas, pero con determinados matices. En ambos casos, los proyectos capitaneados por Fabio Capello y Bernd Schuster quedaron seriamente tocados tras caer ante el Bayern de Munich y la Roma respectivamente. Algunos jugadores de la plantilla centraron también el foco de las críticas. Pero, a pesar de los pesares, el Real Madrid tiró de orgullo y de casta para salir adelante, y lo hizo con éxito en cada uno de los casos.

El equipo de Capello, tras caer eliminado como decimos ante el Bayern de Munich en los octavos (3-2 en el partido de ida del Bernabéu y 2-1 en la vuelta en el Allianz Arena) perdía casi toda esperanza de ganar algún título esa temporada. Fuera de la Champions, su distancia respecto al primer clasificado, el Barcelona de Eto'o y Ronaldinho, era de 8 puntos. Nadie daba un duro por ese equipo. Pero su meritorio empate en el Campo Nuevo (3-3 fue el resultado) dio alas a un equipo que a partir de ese momento creyó en la posibilidad de remontar esa distancia. Tanto es así que en las últimas diez jornadas los blancos ganaron hasta un total de 9 partidos, lo que unido a la irregularidad facilitó que el Madrid cantara el alirón en la última jornada de Liga ante el Mallorca en el Bernabéu con el delirio de la afición madridista como telón de fondo.

Con Schuster la historia volvió a repetirse, aunque en este caso el Madrid mostró un dominio en el campeonato doméstico que en ningún momento pudo ser contrarrestado por el Barcelona (los 18 puntos de diferencia entre ambos al final de la Liga son buena prueba de ello). La eliminación ante la Roma supuso una liberación de trabajo para los jugadores, que sin la carga que supone el disputar los partidos de Champions pudieron llegar al final de temporada en un estado de forma inmejorable, en el que incluso llegaron a golear al Barcelona en el Bernabéu por 4-1 tras el merecido 'paseillo' al campeón.

Ahora, tras la dolorosa eliminación ante el Olympique, muchos hablan de si Pellegrini debe abandonar el barco ya, que la planificación deportiva ha sido un desastre, que la temporada ya está perdida... Hay que recordar a todos ellos que quedan todavía 13 jornadas de Liga por disputar, y que el Real Madrid está primero (sí, sí, primero) igualado a puntos con el Barcelona. Los de Guardiola, además, vienen a la capital en tres semanas para medirse con los blancos en un duelo que decidirá muy posiblemente quien será el próximo campeón de esta Liga. Al igual que ocurrió en las ocasiones precedentes, el Madrid tiene que aprender a levantarse. Y es que está en juego cerrar la temporada de forma más que digna ante el que es considerado el mejor Barcelona de todos los tiempos.

Por ello, y por las alegrías que nos va a depara este equipo de aquí al final de temporada: ¡HALA MADRID!

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información