Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ningún imperio se construyó en siete meses

  • Ni los de Manchester United, ni Arsenal, ni Chelsea, ni Milan, ni Barcelona...
Ni los de Manchester United, ni Arsenal, ni Chelsea, ni Milan, ni Barcelona...
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Han pasado tres días desde la eliminación europea en la Champions League y el madridismo aún está de uñas. Y con razón, pues después del desembolso realizado y del equipo que se ha construido este verano, todos los aficionados confiaban en superar a un equipo más bien flojo del Viejo Continente como el Olympique de Lyon. Eso sí, tal y como dicen desde el club, es momento de mantener la calma. Sabio consejo que ya siguieron algunos otros equipos en determinados momentos de su historia reciente, y que a la postre terminaron por agradecer.

Y es que el Real Madrid lo tiene todo para entrar en la Historia, pero cabe recordar que ningún imperio se levanta en siete meses. Casos como el de Rafa Benítez, que ganó con el Liverpool la Champions League la primera temporada que se sentaba en el banquillo de Anfield (2004-05), o el de Pep Guardiola, que aprovechó un equipo ya formado para darle la última pincelada y llevarlo a ganar el triplete en su primer año (2008-09), son raras excepciones en un deporte donde las prisas suelen ser malas consejeras.

Ferguson (ManU): tres temporadas para levantar su primer título y doce para levantar su primera Champions

Los ejemplos más claros están en el Manchester United y el Arsenal, que son dos de los clubes más poderosos del continente hoy en día de las manos de sus respectivos técnicos, Alex Ferguson y Arsene Wenger, pero que a punto estuvieron de variar el rumbo de no haber mantenido la calma los primeros años. Y es que, después de quedar undécimo el año de su estreno, Alex Ferguson tardó nada menos que tres temporadas en levantar un título con el club de Old Trafford, y fue 'sólo' una FA Cup. La primera Premier League que pudo conquistar fue nada menos que seis temporadas después de llegar al banquillo (1992-93), y la primera Liga de Campeones, la friolera de doce años más tarde.

Wenger (Arsenal): en la segunda temporada conquistó su primera Premier League, pero aún no ha logrado una Copa de Europa

Por su parte, Arsene Wenger tampoco conquistó ningún título en su primer año en el Arsenal (1996-97), de hecho se quedó tercero fuera de la Liga de Campeones. Fue la campaña siguiente -la segunda- cuando levantó la Premier y la FA Cup, pero hasta el año 2002 no volvió a conquistar ni la Premier League ni la FA Cup. El técnico francés no ha conquistado aún la Champions League ni siquiera.

Rijkaard (Barcelona): no ganó nada en su primer año y a la tercera temporada logró la Champions

Tanto ManU como Arsenal poco a poco se hicieron con un hueco importante en el Viejo Continente. Pero eso sí, con tiempo como se puede comprobar. Algo similar le ocurrió al propio Barcelona cuando Frank Rijkaard llegó a la Ciudad Condal. Después de unos primeros seis meses realmente desastrosos y una primera temporada sin ningún título que llevarse a la boca, el entrenador holandés consiguió la Liga en su segunda campaña (2004-05), y al año siguiente la Liga y la Champions con la base del equipo que actualmente dirige Pep Guardiola.

Mourinho (Chelsea): ganó dos Premier en tres años, pero nunca conquistó la Champions con el equipo más poderoso del mundo

A la tercera temporada consiguió Rijkaard el entorchado europeo, pero hay casos recientes como el de Jose Mourinho que son un poco más sangrantes. Y es que después de ganarlo todo con el Oporto en apenas dos temporadas, el luso llegó al Chelsea como el técnico mejor pagado del mundo y, aunque ganó dos Premier League en sus tres años en Londres, nunca pudo alzarse con la Liga de Campeones a pesar de contar con el equipo más poderoso del planeta.

Sacchi y Capello construyeron un Milan de leyenda sin ganar la Copa de Europa a la primera

Casos como éstos podrían servir de ejemplo a la cúpula merengue. Y es que de la mano de Pellegrini, el conjunto blanco ya ha perdido esta temporada la oportunidad de conquistar la Liga de Campeones y la Copa del Rey, pero aún se mantiene muy vivo en la Liga. Un torneo éste que aunque sea netamente menos prestigioso que la Champions League, tampoco se debería desmerecer, y es que hay otros equipos de leyenda además de los ya mencionados que también empezaron a escribir sus primeras líneas en la Historia ganando la liga nacional. Ahí están el Milan de Arrigo Sacchi y el de Fabio Capello por ejemplo. El primero ganó el Scudetto en su primera temporada como anticipo a la Liga de Campeones de la temporada 1988-89, la primera de las dos que consiguió el Milan con Sacchi en el banquillo. Y a Capello le sucedió algo similar cuando se sentó por primera vez en el banquillo rossonero, pues ganó los dos primeros Scudetti que disputó para posteriormente alzarse con la Copa de Europa en la temporada 1993-94. Nadie sabe a día de hoy si el Real Madrid podría hacer Historia a corto o medio plazo de dejar a un lado las revoluciones, pero es que dar un giro de 180 grados tampoco te lo asegura, como se ha podido comprobar con sólo algunos ejemplos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información