Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gago reapareció en Pucela tras dos meses inédito

  • El argentino, completamente marginado por Pellegrini
El argentino jugó unos minutos en Pucela tras dos meses inédito
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Fernando Gago está viviendo una temporada 2009/10 absolutamenta para olvidar. Y es que el argentino, titular indiscutible los dos últimos años, ha pasado al ostracismo de la mano de Manuel Pellegrini.

Buena prueba de su marginación la vimos este domingo en el partido jugado por los blancos ante el Valladolid en el estadio José Zorrilla. En dicho encuentro, Manuel Pellegrini sacó a Gago para jugar los últimos cinco minutos del mismo, con el resultado completamente a favor de los blancos (1-4 en el marcador). Lo anecdótico del caso es que la última vez que se pudo ver al argentino sobre un terreno de juego vistiendo la camiseta del Real Madrid fue hace dos meses, ante el Mallorca en el Bernabéu, en el que además fue titular y rindió a un buen nivel. Desde entonces, nada de nada.

En esos dos meses, al argentino le ha pasado de todo. Primero tuvo la opción de abandonar el Real Madrid tras una oferta de 18 millones de euros del Manchester City que se fue al traste por la falta de tiempo para inscribirlo en la Premier antes de que se cerrara su periodo de fichajes en el mercado de invierno. El acuerdo estaba completamente cerrado, pero los representantes del City que acometieron las negociaciones de su fichaje no pudieron ponerse en contacto con el dueño del club (un jeque árabe), que es quien les tenía que dar el visto bueno de la incorporación. Total, Gago se resignaba a quedarse en el equipo blanco aún a sabiendas de que sus opciones de jugar el Mundial iban a quedar seriamente limitadas.

Tras ese varapalo, al mediocentro blanco le vino otro en forma de lesión que le tuvo en el dique seco unas dos semanas. En definitiva, un infortunio tras otro que dejan tras de sí la que es, sin lugar a dudas, la temporada de peor recuerdo para el argentino desde que aterrizara en el Madrid en enero de 2007. Fichado del Boca Juniors como el posible sucesor de Redondo, apenas contó con Capello en sus primeros meses en la capital de España. Pero con Bernd Schuster y, sobre todo, con Juande Ramos, fue un fijo del equipo, aún a pesar de no gozar de la plena confianza del aficionado blanco.

Con la llegada del nuevo entrenador, Manuel Pellegrini, la llegada de nuevos jugadores en la medular como Xabi Alonso, y la recuperación de jugadores que habían estado una larga temporada en el dique seco, caso de Diarrá, Gago fue poco a poco pasando a un segundo plano en los planes de Pellegrini en pretemporada. Y de ahí pasó al ostracismo absoluto. El argentino, en total, ha jugado sólo diez partidos en lo que llevamos de temporada, cinco de ellos como titular. Y no parece que, a pesar del mal estado de forma que atraviesa Lass, vaya a tener muchas más oportunidades de aquí al final de temporada.

Todo apunta a que esto culminará con un traspaso del jugador en verano (el City sigue insistiendo), pero sacrificando a cambio el Mundial de Sudáfrica, la competición que a todo futbolista le gusta jugar. Y es que, para triunfar en el Real Madrid, hace falta algo más que ser considerado el sucesor de no se quién. Y Gago hasta el momento no ha demostrado ser un jugador nacido para jugar en el Real Madrid. ¿O ustedes piensan que sí?

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información