Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El récord que los convertiría en leyendas

  • Superar los 107 goles marcados en la 1989/90 es posible
Superar los 107 goles marcados en la 1989/90 es posible
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Tras igualar el récord histórico del club en cuanto al número de partidos consecutivos anotando tres o más goles, ahora la plantilla del Real Madrid tiene ante sí la posibilidad de lograr un reto aún mayor: convertirse en el mejor equipo a nivel ofensivo de la historia de la Liga.

En este caso el Real Madrid se tiene a sí mismo como rival, ya que el conjunto que ostenta la cifra tope de goles en un torneo liguero es el equipo blanco que John Benjamin Toshack dirigió en la campaña 1989/90. Por aquél entonces los Hugo Sánchez, Butragueño, Míchel, Schuster y compañía lograron anotar un total de 107 goles en las 38 jornadas ligueras, logrando perforar la portería rival a una media de 2,81 goles por partido.

Pues bien, el actual conjunto que dirige Manuel Pellegrini se mueve en unas cifras de 2,73 goles por encuentro, la cual le permitiría acabar la presente temporada con 103 tantos. Algo que no estaría mal, pero que podría saber a poco teniendo en cuenta que el año pasado el Barcelona del triplete acumuló un par de goles más y que el conjunto de Toshack también fue capaz de celebrar más anotaciones.

Por tanto, más allá de intentar ganar la Liga, el reto está en marcar el mayor número de goles posibles. El inicio de temporada del equipo a nivel ofensivo fue bastante positivo, pero no ha sido hasta la segunda vuelta de campeonato cuando el Real Madrid ha empezado a explotar su poderío en ataque. Así, la escuadra suma siete partidos seguidos marcando tres o más goles, de manera que su media anotadora reciente se coloca en los 3,85 tantos por encuentro.

Si la misma se mantuviera de aquí a final de temporada, la progresión del equipo le llevaría a marcar 117 goles, por lo que el récord de Toshack quedaría pulverizado. Con 10 más que los logrados hace veinte años, el cojunto dirigido por el chileno establecería una marca para la historia que, seguramente, sería insuperable en décadas. Y no acabaría ahí la cosa, porque tampoco hay que olvidar que Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo están ahora inmersos en la lucha por el Pichichi, por lo que si se lograra batir el récord, el trofeo al máximo goleador sería, probablemente, para alguno de los dos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información