Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un equipo con dos caras opuestas

  • Cracks en ataque, debilidad en defensa
Grandes individualidades en ataque, fragilidad en defensa
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

El Atlético de Madrid de esta temporada sólo puede ser definido con una palabra: irregularidad. Y es que el conjunto de Quique Sánchez Flores, que cuenta con grandes individualidades en los puestos de ataque, pierde toda credibilidad cuando uno ve la línea defensiva de ese equipo, con jugadores indignos de un club de la categoría como ese.

El Kun Agüero dio una perfecta definición de lo que es éste Atlético de Madrid: "estamos sacando todo el rato de centro". Y razón no le falta, ya que los partidos de este equipo son como una montaña rusa: excitantes por los grandes jugadores que tienen en ataque, y aterradores en ocasiones por los fallos que se cometen en defensa. Aún así, el equipo ha sabido sobreponerse al pésimo inicio de campeonato que tuvieron, y ahora optan al título de la Copa del Rey, y siguen vivos en la Europa League, donde les espera el Valencia en cuartos.

Los responsables de esta 'resurrección' han sido principalmente cinco hombres, todos ellos titulares este domingo en el Bernabéu. El primero de ellos es De Gea, sin duda la gran sensación del campeonato, y que ha dado a la portería del Atlético la seguridad que venía demandando desde que Molina se marchara del conjunto rojiblanco. El segundo es Dominguez, joven zaguero formado en la cantera del Real Madrid, y cuya principal función es la de apagafuegos ante los continuos desajustes defensivos de la zaga rojiblanca.

En el medio campo vemos la irrupción de otro hombre clave como está siendo Tiago. El portugués, cedido por la Juventus hasta final de temporada, se ha aclimatado completamente al fútbol español, y es el cerebro del que ha venido careciendo el Atlético de Madrid desde que descendieran a Segunda División. Aunque para irrupción la de Reyes. De ser apartado por su anterior técnico, Abel, y abucheado por su propia afición debido a su pasado madridista, ha pasado a ser el idolo de la parroquia colchonera, y uno de los grandes responsables de la buena marcha de los rojiblancos en estos últimos meses.

AGÜERO, LA ESTRELLA DEL EQUIPO

Y por último hay que mencionar a Agüero. No está siendo su mejor temporada en lo que a eficacia goleadora se refiere, pero su presencia en ataque es un continuo incordio para los defensas, que ahora ven en él a la principal amenaza de este equipo toda vez que Forlán está a años luz del jugador que fue Bota de Oro el año pasado.

Esta es la cara positiva del equipo. La faz oculta la representan jugadores como Ujfalusi, Valera, Perea (escandaloso su error en el derbi de la primera vuelta), Antonio López o Assunçao, todos ellos jugadores de segunda fila, pero que tienen sitio en un equipo que debería aspiar a estar a la cabeza de los grandes clubes europeos. ¿Qué cara del Atlético de Madrid nos encontraremos este domingo? Ni los aficionados colchoneros lo saben.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información