Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Objetivo cumplido: líderes, y victoria ante el (otro) eterno rival

  • Diez años después, el Atlético sigue sin saber lo que es ganar en el Bernabéu. Gran segunda parte de los de Pellegrini, que tuvieron que volver a remontar
R. Madrid 3 - 2 Atlético
Daniel Castellanos - La Crónica Daniel Castellanos - La Crónica

No da tregua. El Real Madrid sigue una semana más como lider de la Primera División tras vencer a un Atlético de Madrid que no puso las cosas nada fáciles en el Santiago Bernabéu, pero que no pudo romper su mal fario ante el equipo madridista.

 

34 puntos de diferencia entre los dos equipos, diez años sin ganar en el Bernabéu. Los rojiblancos se enfrentaban de nuevo a los blancos con los mismos fantasmas de siempre. Y todos ellos se cumplieron uno a uno Con un Santiago Bernabéu lleno a rebosar, los onces iniciales nos depararon las sorpresa inicial de la suplencia de Perea en la alineación del Atlético de Madrid tras su desastrosa actuación ante el Mallorca de hace dos jornadas. Pesar de esa suplencia inesperada, no pareció dar más seguridad a la zaga rojiblanca en los instantes iniciales del encuentro. Gago y Van der Vaart, con sendos disparos desde fuera del área en los primeros cinco minutos, dieron muestras de que los de Pellegrini, al contrario que en otras ocasiones, salieron enchufados al choque desde el comienzo.

Pero nada más lejos de la realidad. En una buena contra del Atlético de Madrid, Tiago se plantó en las inmediaciones del área de Casillas, cedió la pelota a Agüero, quien se la dio a Reyes, quien batió de certero disparo cruzado a Casillas. Al igual que el choque contra el Sevilla, tocaba remar contra corriente para remontar un encuentro ante un rival que lo primero que hizo nada más verse por delante en el marcador es encerrarse en su campo.

Con más corazón que cabeza, los blancos intentaron acercarse a las inmediaciones de la portería de De Gea. Aunque con muchas imprecisiones en el centro del campo, el Madrid empezó a crear ocasiones de gol. Granero, con un remate de cabeza algo inocente, dio el primer aviso, e Higuaín, tras saque de esquina, remató con su izquierda alto cuando se encontraba absolutamente sin marca alguna.

NERVIOSISMO EN LA PRIMERA PARTE

El encuentro se movía con la amenaza de una contra de los rojiblancos que les diera más ventaja en el marcador. Sin embargo, la primera gran ocasión de los blancos llegó de los pies de Van der Vaart (min.24), cuyo disparo desde la frontal del área se marchó rozando el palo tras rozar ligeramente en la zaga rojiblanca. Al festival de zambombazos desde lejos quiso sumarse también Cristiano Ronaldo, que no cogió portería por poco.

La grada empezaba a impacientarse con el equipo, sobre todo por los problemas de circulación de pelota y, por ende, para crear ocasiones de gol. Especialmente imprecisos estaban Xabi Alonso y Granero, lo que incluso provocó que se ganaran algunos pitos del respetable. Sin embargo, justo cuando los ánimos empezaban a caldearse, llegaron las primeras ocasiones del equipo de Pellegrini. Primero fue Marcelo, cuya bolea con la zurda fue repelida magistralmente a corner por De Gea. En ese saque de esquina Higuaín, tras driblar al portero, vio como Ujfalusi le birlaba el tanto en la misma línea de gol.

Los pitos empezaron a tornarse en aplausos al final de la primera parte, y no solo por la mejoría de juego de los merengues, sino también por la salida al campo de Perea en sustitución del lesionado Varela. Su salida, además de ser celebrada en la grada como si de un gol blanco se tratase, sirvió para que los blancos tuvieran otra clara ocasión antes del descanso, seguramente la más clara de estos primeros 45 minutos. Vino tras una internada por banda de Marcelo, incansable en todo el choque, quien cedió atrás a Xabi Alonso, cuyo centro fue rematado incomprensiblemente fuera por Cristiano Ronaldo.

Así se llegó al descanso, con la sensación generalizada de que la remontada era posible siempre que los blancos mantuvieran el nivel de los últimos minutos del primer tiempo. El miedo se hizo presente en el técnico del Atlético de Madrid, Quique Sánchez Flores, quien hizo un cambio defensivo que a la postre le costaría el partido. Con el objetivo de resguardar el centro del campo, el entrenador rojiblanco dio entrada a Jurado en detrimento de Reyes. Una maniobra que supuso para los rojiblancos cavarse su propia tumba.

ÉXTASIS BLANCO EN LA REANUDACIÓN

Porque los de Pellegrini salieron enchufadísimos en el segundo tiempo. Arrinconando a su rival prácticamente desde su salida del tunel de vestuarios, a los tres minutos de la reanudación, Xabi Alonso firmaría el empate firmando un tanto muy similar al que marcara ante el Sporting el pasado fin de semana. Fue un corner sacado por Granero, que fue peinado en el primer palo por Albiol y remachado a portería en el segundo por el donostiarra. Un alivio para el equipo madridista que, lejos de rebajarle el ánimo de buscar la remontada, enrabietó más a los madridistas.

FICHA TÉCNICA

Real Madrid: Casillas:; Arbeloa, Albiol, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Gago, Granero (Guti, min.82), Van der Vaart (Raúl, min.76); Cristiano Ronaldo, Higuaín (Diarrá, min.88).

At. Madrid: De Gea; Valera (Perea, min.40), Ujfalusi, Dominguez, A. López; Assunçao, Tiago, Reyes (Jurado, min.46), Simao (Salvio, min.78); Forlán y Agüero.

Goles: 0-1: Reyes; 1-1 (min.09); Xabi Alonso (min.48); Arbeloa (min.54); 3-1: Higuaín (min.62); 3-2: Forlán (min.67).

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó a Arbeloa (min. 40), Perea (min.44), Sergio Ramos (min.83), Xabi Alonso (min.85).

Incidencias: Estadio Santiago Bernabéu. Lleno a rebosar, 80.000 espectadores. Impresionate tifo de los Ultra Sur al comienzo del encuentro.

El gol pareció dejar tocado y hundido a los rojiblancos, y prácticamente tiraron la toalla. Xabi Alonso y Granero se hicieron los dueños del centro del campo. Y precisamente del primero nació la jugada del segundo tanto madridista. Un espectacular pase cruzado del donostiarra de 50 metros dejó solo a Arbeloa ante De Gea, quien definió como si de Cristiano Ronaldo. Golazo que en 10 minutos culminaba una remontada que volvía a poner lider a los blancos en la Liga.

Pero la borrachera de fútbol no se acabó ahí, y la amenaza ante los rojiblancos pasó a llamarse Higuaín. El Pipita dio el primer aviso al rematar al larguero de cabeza tras otro corner sacado por Granero. Pero el argentino sólo perdona una vez, y a la siguiente oportunidad no perdonó. Todo vino precedido de un clamoroso fallo de Ujfalusi, quien regaló la posición al goleador madridista, quien batió al meta rojiblanco de tiro raso cruzado.

XABI ALONSO LE DIO VIDA AL ATLÉTICO

En 15 minutos el Atlético de Madrid tiró por la borda todo el buen trabajo realizado en la primera parte. Pero los de Pellegrini han demostrado en esta temporada que son especialistas en complicarse la vida. Y volvieron a hacerlo una vez más, esta vez en forma de penalti absurdo de Xabi Alonso por manos dentro del área. Forlán no perdonó el regalo.

El partido volvía a cobrar vida, momento en el que los dos técnicos movieron sus piezas para intentar amarrar el resultado en el caso de Pellegrini, y Quique culminar la remontada. Raúl ingresó en el campo por un agotado Van der Vaart, y Salvio hizo lo propio por Simao en las filas rojiblancas. Higuaín, tras pase de Gago, a punto estuvo de firmar el 4-2, e Ujfalusi, en la jugada siguiente, puso el miedo en el cuerpo en la afición madridista tras rematar defectuoso en área pequeña.

Los minutos avanzaban y el equipo madridista empezó a adelantar el trabajo de las próximas semanas. Y es que Xabi Alonso y Sergio Ramos provocaron la amarilla para llegar limpios al choque ante el Barcelona de dentro de dos semanas. Mientras tanto, los rojiblancos, a la hora de la verdad, no conseguían concretar ocasiones de peligro para la meta de Csillas, mientras que en los blancos una nueva internada de Cristiano a punto estuvo de ser rematada por Raúl en boca de gol.

Forlán dio el último aviso antes de que Undiano decretara el final del encuentro, el cual sirvió para que el Madrid siga una semana más como lider, para prorrogar el gafe de los rojiblancos con el equipo madridista desde su descenso a Segunda, y también para empezar a pensar en el partido del Barcelona de dentro de dos semanas, aunque sin olvidarnos tampoco del Racing.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información