Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pellegrini, con la defensa ya decidida

  • Casillas estará más protegido que nunca
Casillas, más protegido que nunca
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Las ocasiones desesperadas requieren medidas desesperadas. Y Manuel Pellegrini, consciente de la importancia que para los blancos tiene el choque contra el Barcelona, pretende blindar a Casillas con la defensa más segura posible.

Y es que el chileno dispondrá ante los de Guardiola la defensa que más seguridad le ha dado al equipo en todos los partidos que han jugado juntos, y no es otra que la compuesta por Sergio Ramos en el lateral derecho, Albiol y Garay como pareja de centrales y Arbeloa en el carril izquierdo. No reconocer la peligrosidad del ataque blaugrana sería de ciegos, y Pellegrini va a dar los pasos precisos para proteger al equipo en la zona de atrás.

Tras cumplir su sanción ante el Racing de Santander por acumulación de amonestaciones, Sergio Ramos regresará al lateral derecho con el objetivo de redimirse de su mala actuación en el derbi del año pasado, en el que muchos le señalaron como el culpable de varios de los goles conseguidos por el Barcelona en el Bernabéu. Afortunadamente para los madridistas, el de Camas ha recuperado esta temporada el nivel al que nos tenía acostumbrados en sus primeros años como madridista, y ante los de Guardiola debe ser el referente de una zaga que a buen seguro no dará tantas facilidades como en el 2-6 de la temporada pasada.

Uno de los responsables de que el Barcelona creara tan pocas ocasiones en el partido de la primera vuelta en el Campo Nuevo fue sin lugar a dudas Raúl Albiol.  El ex del Valencia se ha convertido, en su primera temporada como madridista, en el eje de la defensa de Pellegrini, y más aún cuando Pepe se lesionó de gravedad ante el Valencia. Su saber estar y no complicarse nunca la vida han hecho de Albiol el central que tanto tiempo estuvo buscando el Madrid tras varios intentos fallidos. Suyo será el cometido de frenar a Ibrahimovic o Bojan, si es que el sueco decide finalmente borrarse de esa cita, y a buen seguro de que ante cualquiera de ellos jugará a un gran nivel.

El compañero de fatigas en el centro de la zaga será un debutante en los clásicos de este tipo, Ezequiel Garay, quien ya ha demostrado en numerosas ocasiones esta temporada ser un central completamente capacitado para jugar en este equipo. Pellegrini le reservó ante el Racing por dos motivos: para no forzarle en demasía, ya que viene de recuperarse de una pequeña sobrecarga, y también porque estaba apercibido de amonestaciones, y haber visto amarilla le habría supuesto perderse el choque del sábado. El argentino está siendo una de las revelaciones del equipo blanco esta temporada, y ante el Barcelona seguirá demostrando que es un central de clase mundial.

Y para el lateral izquierdo nos queda Álvaro Arbeloa. El salmantino está realizando una excelsa temporada, y rinde a la perfección ya sea jugando en la derecha como en la izquierda, donde le tocará bailar con la más fea (y nunca mejor dicho): la dupla Lionel Messi y Dani Alves. Ya solventó el envite de forma sobresaliente en el Campo Nuevo y, al igual que entonces, tendrá la ayuda de Marcelo (que presumiblemente jugar de interior) para frenarles.

Estos serán los cuatro valientes encargados de frenar el ataque del Barcelona. A excepción de Garay, un debutante en estas lides, los otros tres ya saben lo que es dejar sin ideas al imaginativo ataque blaugrana, como ya demostraron en el partido de ida, y junto con Casillas serán los responsables de dejar la portería del Madrid a cero a ser posible. Muchos echarán de menos a Pepe, pero esta será la defensa que lleve a los blancos hacia la victoria. Y si no, tiempo al tiempo...

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información