Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un Clásico con ausencia

  • Raúl será suplente en el Bernabéu ante el Barcelona por primera vez
Será algo histórico
Jaime de Carlos - EFE Jaime de Carlos - EFE

El capitán madridista Raúl González Blanco, la gran "pesadilla" para un Barcelona al que ha marcado 15 goles, vivirá el próximo sábado un sentimiento muy especial, ya que todo hace presagiar que afrontará su primer clásico en el estadio Santiago Bernabéu como suplente.

Los números de Raúl ante el Barcelona impresionan: 36 partidos jugados (30 ligueros; 2 de Supercopa de España; 2 de Liga de Campeones de Europa y 2 de la Copa del Rey), en los que anotó 15 goles (11 ligueros, 3 en la Supercopa y 1 en la Liga de Campeones).

En uno más liguero, estuvo convocado, pero no saltó al terreno de juego al quedarse todo el tiempo en el banquillo de suplentes. De sus 36 clásicos jugados, en dos (todos del campeonato nacional español) no ha sido titular, saltando al terreno de juego durante el transcurso del partido. Pero todos, en el Camp Nou. De los 30 clásicos ligueros, Raúl completó la totalidad de los minutos en 19 ocasiones (11 de ellas en el Santiago Bernabéu) y fue cambiado en tan sólo ocho ocasiones.

Eso sí, la última ocasión en que jugó todos los minutos fue traumático para el madridismo, pues se trató en la última visita del Barcelona, que goleó a domicilio al Real Madrid, por 2-6 (02-05-2009). Fue su último clásico como titular ya que en el siguiente, disputado el Camp Nou en la presente temporada 2009-10, Raúl jugó sólo los últimos veinte minutos en la derrota madridista, por 1-0.

El Bernabéu, campo talismán para el capitán

De los 15 tantos que Raúl le ha marcado al Barcelona, doce tuvieron como escenario el Santiago Bernabeú y tres el Camp Nou. Su primera presencia data del 7 de enero de 1995. Tenía 17 años y su entrenador era Jorge Alberto Valdano, actualmente director general y adjunto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Ese día, Raúl formó parte del once inicial, jugó 64 minutos, y los blancos arrollaron en casa al Barcelona, por un contundente 5-0, en partido de la decimosexta jornada liguera.

Su primera suplencia fue en su segundo partido ante el Barcelona. Se jugaba en el Camp Nou, en mayo de 1995, y el conjunto catalán ganó por 1-0. Raúl sólo disputó los últimos veinticuatro minutos de juego. No sería, sin embargo, hasta su tercer clásico cuando Raúl, ya en el once inicial, se estrenase como goleador ante el Barcelona. Fue en el Bernabéu, el 1 de octubre de 1995, en la quinta jornada liguera, con empate (1-1). Su gol (m.12) puso por delante a su equipo.

Desde entonces, Raúl ha vuelto a marcar al Barcelona en otros siete encuentros (3 dobletes) del campeonato liguero nacional, en dos (1 doblete) de la Supercopa española y en uno de la Liga de Campeones. La única vez en la que Raúl se quedó en el banquillo todo el partido sucedió el 1 de abril de 2006, en Barcelona, en la trigésimo primera jornada liguera española. El choque acabó en empate (1-1).

Unido a uno de sus goles al Barcelona, está uno de los gestos de Raúl que más ha quedado en el recuerdo. Fue el 13 de octubre de 1999, en partido liguero disputado en el Camp Nou (2-2), cuando tras marcar el segundo gol "mandó callar" a los aficionados azulgranas al poner su dedo índice sobre sus labios solicitando silencio a las gradas. Una brillante historia que, no obstante, no servirá para evitar que Raúl el próximo sábado viva su primer clásico en el "Santiago Bernabéu" como suplente.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información