Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Aún queda un mundo por delante"

  • Guardiola apuesta por la prudencia tras el triunfo de este sábado
Guardiola apuesta por la prudencia tras el triunfo de este sábado
Defensa Central - EP Defensa Central - EP

El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, afirmó que no se siente campeón de Liga, tras el triunfo, por 0-2, contra el Real Madrid en el Clásico, disputado en el Santiago Bernabéu, y que coloca al conjunto azulgrana como líder con tres puntos de ventaja y el 'gol-average' favorable.

"¿Campeón? No me planteo esto. Hemos venido al campo del líder, que había hecho quince de quince. Ha sido un partido muy serio y estamos muy contentos, con mucha tranquilidad, queda un mundo, 21 puntos", manifestó. Guardiola dijo que no sabe si la derrota "es un golpe para el Real Madrid". "Eso tenéis que preguntárselo a Pellegrini. Estos dos próximos partidos, el del miércoles y luego el del Espanyol, son fundamentales. Quedan muchos por jugar, todavía no está todo hecho", advirtió.

Para el técnico de Santpedor, el Clásico fue "disputado". "Habíamos visto al Real Madrid, sabíamos que te 'mata' a la contra, y en la primera parte tuvieron dos o tres ocasiones con Cristiano e Higuaín. En la segunda, tuvimos más control, el gol nos dio tranquilidad. Tiene mucho valor ganar aquí, pues nadie lo había conseguido", subrayó.

Respecto al futuro de su homólogo en el banquillo rival, Manuel Pellegrini, destacó que los 77 puntos que ha sumado el Madrid. "Es escandaloso de bueno, los puntos del Madrid es de espectáculo. A todos los entrenadores les deseo lo mejor y a él también", manifestó.

Piropos para Cristiano Ronaldo

"Cristiano es un jugador enorme, tiene muchas cualidades, es muy peligroso cuando nosotros tenemos el balón, en la pérdida, lo encuentran rápido y ahí no lo paras. El año pasado pasaba lo mismo con Raúl y Robben. El que no haya marcado no significa que no sea un buen jugador".

Guardiola se refirió así al 'crack' portugués, cuando le preguntaron por la falta de gol en el partido clave para el campeonato. El Barça pretendió ser valiente, apretando a Íker Casillas en la salida del balón, para cortarlo y tener mucha circulación. Ése era el plan inicial.

"Lo de Dani (Alves) no me acabó de gustar y por eso cambiamos por Maxwell. Hemos controlado mucho a un equipo que hace tres goles y excepto la ocasión de Van der Vaar, no recuerdo ninguna ocasión clara. Hemos de pensar contra quién jugábamos, es un equipo que asusta en todas sus líneas. Contra estos rivales cuesta, pero no tengo la sensación de que hayamos dejado se ser nosotros", comentó.

La clave de la racha prolongada de éxitos está, según él, en el trabajo. "¿El secreto? Los jugadores, les hago correr, que sientan que ayudándose unos a otros corren menos. No tengo secretos, es que son muy buenos", reiteró.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información