Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Llamando a la Cofradía del Clavo Ardiendo

  • Es el momento de conjurarse para lograr el título liguero
Es el momento de conjurarse para lograr el título liguero
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

En los momentos más duros del madridismo siempre está ahí. Cuando a muchos ya no le quedan esperanzas, la Cofradía del Clavo Ardiendo surge para infundir el último aliento al Real Madrid en la lucha por el título liguero, por lo que es el momento de llamarla.

En su historia, el Real Madrid ha sido garante de buen fútbol. Pero no sólo eso, porque su trayectoria siempre ha estado plagada de momentos épicos, de instantes gloriosos, de minutos mágicos en los que la esencia del fútbol se ha exprimido al máximo para dar lugar a remontadas que aún permanecen en la retina de los aficionados más veteranos. Porque las recuperaciones milagrosas de este club no se han centrado únicamente en sus 108 años de vida en las eliminatorias europeas, sino que también han afectado a la competición liguera.

Por eso, en una situación en la que para cualquier otro equipo todo estaría perdido, en el Real Madrid todavía hay esperanza. La diferencia es que el conjunto de Concha Espina cuenta con el privilegio de estar auspiciado por la Cofradía del Clavo Ardiendo, un movimiento que surge cada vez que los blancos lo necesitan. Con el apoyo de dos iconos del madridismo, Toñín 'El Torero' y el periodista Tomás Roncero, este grupo ya ha colaborado anteriormente en lograr lo imposible.

Fue en la campaña 2006/07, cuando el Real Madrid dirigido por Fabio Capello tenía el título perdido cuando llegaba al Camp Nou en la jornada 26, pues los blancos tenían cinco puntos menos que sus rivales y la sensación de que iban a salir goleados. Sin embargo, el partido acabó con un 3-3 injusto, pues el Madrid mereció la victoria sobre su rival. De manera que no se lograron los tres puntos, pero sí el ánimo suficiente para tomar el impulso que cambiaría el rumbo de los acontecimientos. Luego, los hechos se fueron precipitando, remontadas y 'Tamudazo' incluidos, para dejar al equipo merengue con su 31ª Liga.

Pues bien, ahora es momento de llamar a la Cofradía del Clavo Ardiendo y creer. Siete partidos, 21 puntos, tres de diferencia y el goalaverage perdido con los culés. El Real Madrid ha logrado remontar momentos más adversos, como demuestra lo sucedido hace tres años. Cuando peores son las, más se crece el club merengue, de manera que no se puede dar esta Liga por perdida. Mientras haya vida habrá esperanza y la Cofradía es el mejor exponente de que se puede si se intenta.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información