Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Que paren los insultos o paremos la Liga!

  • El madridismo, club incluido, no puede estar de brazos cruzados ante la persecución a CR9. En Almería, el pasado jueves, se volvió a repetir. La única forma de atacar esta 'campaña' es plantándose en un terreno de juego como hizo en su día Etoo.
El madridismo, club incluido, debe hacer algo ante la persecución a CR9
Defensa Central Defensa Central

Ser uno de los mejores jugadores del mundo y jugar en el Real Madrid es una satisfacción que, día tras día, alumbra la vida deportiva de Cristiano Ronaldo. Sin embargo, a pesar de que su trayectoria sea intachable y ningún escándalo ni deportivo ni extra deportivo haya adornado su currículum, determinados grupos de aficionados de los estadios que visita el Real Madrid la toman partido tras partido con su figura sin ningún tipo de razón lógica. Simplemente la envidia o el miedo a que su equipo quede retratado por CR9 puede llevarles a gastarse ese odio con Ronaldo que, desgraciadamente, comienza a traspasar la frontera de lo deportivo.

Jugar como visitante en un equipo como el Real Madrid puede atraer dos caras en los aficionados contrarios: la de la admiración o la del odio. Cristiano, como bien ha comentado él mismo, desata la locura en los aeropuertos de las ciudades que visita pero, posteriormente, parte de la afición del equipo contrario que le recibe dentro del estadio lo hace con insultos constantes hacia su figura sin mediar provocación. Almería fue el último de los ejemplos que viene a seguir el comportamiento de parte de las aficiones de equipos como el Zúrich, Marsella, Barcelona, Osasuna o Athletic.

Cristiano, aunque algunos no lo crean, también es humano. Es lógico que cuando te faltan el respeto, insultan a tu madre, agreden tu nacionalidad o te desean la muerte tengas algún tipo de reacción. Tontos hay en todos los estadios y debemos convivir con ello pero lo que no debe hacerse es que la minoría arrastre a la mayoría con el grito fácil. Cristiano está siendo víctima de ataques que sobrepasan lo deportivo a pesar de que en Barcelona, concretamente la prensa mamadora culé, se empeñen en atizar a Cristiano cuando tiene la más mínima reacción por la cantidad de insultos que recibe. Pese a todo, la solución puede pasar porque CR9 se plante un día en el campo y diga que no juega más si no dejan de insultarle. Adiós espectáculo y adiós Liga. Si es lo que quieren habrá que hacerlo así. No hay que olvidar que un tal Etoo, camiseta del Barcelona en el pecho, paró un partido en Zaragoza porque le estaban insultando…y todos, mamadores incluidos, aplaudieron su postura. Así que Cristiano, ya sabes, cuando tus oidos te pidan parar hazlo. El fútbol, la sociedad y el madridismo te lo agradecerán.

Esto no puede volver a repetirse:

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información