Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid replica al Barcelona ganando en Zaragoza

  • Raúl y Kaká, que reaparecían hoy, le dieron la victoria al Madrid con dos goles. Raúl y Gago llegaron a rematar dos veces al palo también en un partido muy sucio del Zaragoza, que terminó con diez
R.Zaragoza 1-2 R.Madrid
Alberto Piñero - La Crónica Alberto Piñero - La Crónica

Kaká le dio tres puntos al Madrid en el minuto 81 con un gol apenas siete minutos después de reaparecer tras mes y medio en el dique seco. Raúl -que también reaparecía, que salió en el minuto 14 por Van der Vaart y que se tuvo que marchar en el 50 lesionado-, fue el otro goleador blanco del partido en un estadio fetiche para él. El Zaragoza intentó parar a los merengues con un juego duro que Undiano permitió sobre todo en la primera parte. El colegiado expulsó a Contini en el 50, pero bien pudo haber mostrado la roja también a Ponzio y Eliseu. El juego subterráneo de los locales deslució un partido que el Zaragoza puso muy caro al empatar en el sesenta, pero que finalmente cayó del lado merengue para que pueda continuar en su lucha por el título de Liga.

 

Una vez se consumó la victoria del Barcelona ante el Xerez, el partido de hoy en La Romareda se le volvía a plantear al Real Madrid como un auténtico ‘match-ball’. Y bien que lo entendieron los jugadores blancos, que salieron a por el partido desde el minuto uno de partido. Y no es un decir, pues apenas 90 segundos después del pitido inicial, Contini ya cometió un posible penalti sobre Higuaín al sujetarle irregularmente con el codo dentro del área. Y a esa internada del Pipita, le siguieron dos disparos de Ronaldo en los siguientes cinco minutos que bien pudieron entrar si no llega a ser porque el luso remató demasiado flojo y centrado, sobre todo en la primera en el minuto dos, donde el ‘9’ estaba prácticamente solo dentro del área.

El partido parecía que se iba a desarrollar como los dos anteriores ante Almería y Valencia, con el Madrid acosando continuamente la portería rival y desaprovechando oportunidades claras. Sin embargo, el Zaragoza luchó con muchas uñas y muchos dientes para no acabar como almerienses y valencianos. Y no precisamente por garra y calidad, sino más bien porque los pupilos de Gay decidieron tirar de un juego subterráneo que Undiano Mallenco permitió incomprensiblemente. En el minuto diez ya tuvo que amonestar a Ponzio después de tres entradas seguidas sobre Ronaldo, pero el colegiado navarro luego decidió hacerse sueco y obviar algunas acciones que bien pudieron cambiar el sino del partido, porque tanto Eliseu como Contini pudieron haber visto la cartulina roja. Y es que el trencilla se comió un codazo sin sentido de Contini al propio Cristiano que era merecedor de expulsión, sancionó sólo con amarilla otro codazo de Eliseu sobre Casillas cuando el zaragocista no llegaba nunca al balón, y luego por si no fuera suficiente, el extremo blanquillo pisoteó a Marcelo y se quedó de nuevo sin castigo. Y todo esto en sólo quince minutos, los que van del quince al treinta. Sin embargo Undiano permitió que el Zaragoza siguiera con once jugadores.

Undiano permitió el juego sucio al Zaragoza en una primera parte muy trabada

Entre entradón y entradón del cuadro maño, y por si hubiera sido poco para interrumpir más si cabe el juego, Suazo y Van der Vaart tuvieron que salir del campo lesionados y en sus respectivos lugares cogieron el protagonismo Colunga y Raúl respectivamente. Un cambio este de Raúl en el minuto catorce un poco extraño, ya que el ‘7’ jugó de mediapunta en el lugar del tulipán cuando Kaká estaba también en el banquillo. Sea como fuere, lo cierto es que el Zaragoza consiguió desquiciar en la primera parte a los jugadores madridistas con el juego duro. El Madrid nunca consiguió jugar como lo desearía, era difícil circular el balón, y además de la de Ronaldo en el minuto dos, el Real Madrid sólo se acercó nuevamente al área de Roberto gracias a un tiro del propio Raúl desde dentro del área. Guti le asistió en profundidad y, sin pararla, el capitán remató con la derecha al palo contrario llegando a dar en el poste de la meta local.

Sin embargo, afortunadamente para el madridismo, la segunda parte comenzó con un tono radicalmente distinto al de la primera mitad. Y es que en el minuto cuarenta y nueve la mala suerte de cara a puerta pasó a mejor vida cuando el mismo Raúl consiguió adelantar a los blancos (hoy de negro). Primero Roberto le paró un tiro a Higuaín, luego le paró el rechace a Ronaldo, pero ya no pudo hacer nada cuando el mismo Cristiano asistió al ‘7’, que marcó solo prácticamente desde la línea. En La Romareda empezó la historia del mito madridista, y en La Romareda ha firmado uno de sus más que probables últimos capítulos. Y es que tras el tanto, Raúl tuvo que ser sustituido por Benzema aquejado de unos dolores en el tobillo en una situación rara vez vista. El gol sin duda que encarrilaba el partido para los de Pellegrini, pero más aún tras la expulsión de Contini tres minutos después por darle un codazo a Higuaín. Aquí sí que lo pito Undiano después de haber obviado todas las infracciones mañas en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Colunga puso la incertidumbre en el marcador, pero Kaká le dio la réplica al final

-          La ficha:

1 - Real Zaragoza: Roberto; Ponzio, Jarosik, Contini, Obradovic; Edmilson, Gabi, Abel Aguilar, Ander Herrera (Uche 74’), Eliseu; y Suazo [Colunga 20’ (J.López (87’)].

2 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Ramos, Garay, Marcelo; Gago (Kaká 74’), Xabi, Van der Vaart [Raúl 14’ (Benzema 50’)], Guti; Ronaldo e Higuaín.

Goles: 0-1, Raúl (48’); 1-1, Colunga (60’); 1-2, Kaká (81’).

Árbitro: Undiano Mallenco (Com. Navarro). Amonestó a Ponzio (10’), Arbeloa (24’), Eliseu (28’), Gabi (45’), Marcelo (56’), Kaká (84’), Xabi (90’). Expulsó a Contini con roja directa (52’).

Incidencias: Estadio La Romareda. Lleno: 34.000 espectadores. Al inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Antonio Samaranch.

Eso sí, a pesar de los hándicaps, el Zaragoza aún tuvo fuerzas para darle un puñetazo al Real Madrid. Y muy severo, porque en el sesenta Colunga empató para los aragoneses. Aguilar vio muy bien el hueco entre la defensa y dio un medido pase en profundidad al ‘10’ blanquillo, que recortó a Casillas y marcó a placer dejando el partido con el electrónico igualado y casi como empezó. ‘Casi’ porque los locales seguían con diez y los hombres de Pellegrini no cejaron en su empeño intentando aprovechar esa inferioridad numérica. De hecho, el conjunto blanco cercó la portería de Roberto en casi la totalidad de los treinta minutos después del tanto de Colunga. Gago tuvo la oportunidad más clara en el sesenta y cinco al cabecear al palo derecho de la portería zaragocista al saque de una falta lateral, pero no fue el único , pues tanto Guti como Ronaldo como Xabi probaron a Roberto, que se mostraba infalible.

Pellegrini echó el resto a falta de quince minutos dando entrada a Kaká por Gago, y el brasileño respondió con fútbol a todos los que le esperaban, y sobre todo a los que no le esperaban. Y es que el brasileño le dio un plus de energías al Madrid en esos metros finales, y a la segunda que tuvo dentro del área embocó a puerta logrando un gol en el ochenta y uno que puede ser vital para terminar haciéndose con el título de Liga, emulando a Van Nistelrooy hace tres años en La Romareda. Ronaldo le dio un balón al ‘8’ merengue dentro del área, y a pesar de que estaba un poco escorado, el brasileño remató al primer toque cruzando el balón directo a las mallas. El tanto fue un auténtico soplo de aire fresco para el Madrid, que por momentos pareció atascado y que en los últimos diez minutos tomó el control del balón para terminar de sumar con relativa tranquilidad tres puntos que saben a oro en esta carrera por el título de Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información