Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Metzelder: suplencia, lesiones y profesionalidad

  • El alemán abandonará el Madrid tras tres años en los que no ha estado afortunado
El alemán abandonará el Madrid tras tres años en los que no ha estado afortunado
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

En junio de 2007 el alemán Christoph Metzelder abandonaba el equipo de su vida, el Borussia Dortmund, para fichar por el Real Madrid. En su palmarés figuraba una Bundesliga y el hecho de haber disputado con su selección una final del Mundial en el 2002 y haber logrado el tercer puesto en la edición del 2006.

Sin embargo, la condición de ser titular con el combinado teutón no supuso una garantía de éxito para este polivalente defensa, pues su llegada al equipo coincidió con la de otros centrales como Pepe y Heinze, los cuales le fueron cerrando poco a poco las puertas de la titularidad en el Real Madrid ayudados por las continuas lesiones que sufría el germano. Pero el alemán no perdió la calma en ningún momento y siempre se mantuvo al quite desde la suplencia, saldando su primera campaña en el equipo con un total de 13 encuentros disputados.

Así, su primera temporada de blanco evidenció que, a pesar de compartir nacionalidad con su entrenador Bernd Schuster, Metzelder nunca se encontró a gusto con el ex técnico del Getafe. De hecho llegó a comentar que el propio Schuster era ya español en un "60 por ciento", lo cual demuestra el escaso feeling que hubo entre ambos. Por ello, tuvo que llegar Juande Ramos a mitad de la campaña 2008/09 para que el jugador jugase algún partido más que a las órdenes de su compatriota, hasta llegar a la quincena de duelos en toda la temporada.

Y en esta última la presencia del futbolista en los planes del equipo ha sido prácticamente nula. Algo a lo que no apuntaban los hechos en pretemporada, pues incluso Pellegrini empezó a darle confianza en algunos amistosos veraniegos. Pero luego llegó la hora de la verdad y Mezelder siempre aparecía como reserva, una condición que incluso llegó a perder en el fátidico encuentro de Copa disputado ante el Alcorcón. Aquél día, el 4-0 final sacó a la luz las vergüenzas merengues y acabó con el alemán como cabeza de turco.

Desde entonces, el jugador se ha mantenido prácticamente inédito en el equipo, a consecuencia principalmente de sus constantes lesiones musculares. Y es que la continuidad ha sido una palabra desconocida para Metzelder en su estancia en el Madrid, ya que apenas ha encadenado un mes consecutivo de competición sin sufrir problemas físicos. En total, han sido tres años para olvidar para el central, quien fuera del campo ha demostrado en todo momento un comportamiento ejemplar y una profesionalidad digno de elogio. Por ello, quizás Metzelder abandone el equipo por la puerta de atrás, pero lo hará dejando un hueco díficil de llenar en el vestuario.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información