Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'Todos a una, gracias Osasuna'

  • El Madrid, agradecido a los rojillos
El Madrid, agradecido a los rojillos
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Osasuna y Real Madrid no son dos equipos que hayan congeniado especialmente bien a lo largo de su historia. Pero si hay algo que los madridistas agradecerán al conjunto navarro es haber facilitado la histórica goleada en el estadio Reyno de Navarra, que a la postre supondría la consecución del 31º título de Liga por parte de los blancos.

A lo largo de sus 108 años de historia, el Real Madrid ha protagonizado remontadas inverosímiles que han dado la vuelta al mundo. Las más recordadas son las acaecidas en la década de los 80 en competiciones europeas. Pero ninguna de éstas fue tan inesperada como la protagonizada por los blancos en el Reyno de Navarra. El Madrid tenía un margen de 4 jornadas para proclamarse campeón de esa Liga. No había, por tanto, ninguna necesidad de dejarse la piel en el estadio pamplonés para conseguir los tres puntos. Pero los jugadores, conscientes de la camiseta que están vistiendo, sí que lo hicieron, y actuaron a la altura de ese escudo al que estaban representando.

Porque a los de Schuster se les puso realmente cuesta arriba ese partido del 4 de mayo del 2008. Jugaron toda la segunda parte con un jugador menos debido a la expulsión de Cannavaro. Y para cumplicar aún más las cosas, los blancos vieron como Osasuna, por medio de Puñal desde el punto de penalti, se adelantaban en el marcador y hacían casi imposible que los blancos cantarna allí el alirón. Pero el espíritu de Juanito afloró entre los jugadores, y Robben, tras rematar de cabeza una falta servida por Higuaín, y el propio Pipita, con un derechazo certero desde el pico del área, provocaron el delirio entre la afición madridista, que se lanzó a la calle para celebrar dicho éxito. Por todo ello: "Todos a una, gracias Osasuna"

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información