Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un empate para lamentar

  • En la ida los merengues sólo pudieron empatar en el Reyno de Navarra
Habrá que hacerlo mejor
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Generalmente, un empate a domicilio no suele dictar sentencia en cuanto al resultado final en una Liga. Pero en el caso del punto obtenido por el Madrid en el Reyno de Navarra podría no ser así, pues esta temporada 2009/10 viene siendo la más igualada en la cabeza de la tabla.

Más que conseguir un punto, el Madrid se dejó dos en su visita a Pamplona el pasado 3 de enero. Y es que, en aquella jornada 16, los merengues visitaban un campo siempre complicado como el del Reyno de Navarra con la intención de asaltar el liderato, pero tuvieron que volverse a la capital de España con la sensación de haber perdonado a su rival. Enfrente había estado un equipo rojillo muy serio, en el que la defensa sobresalió sobre el resto para evitar que las acometidas merengues acabaran en buen puerto.

Entre las ocasiones desperdiciadas más recordadas se encuentran un par de Higuaín. De hecho, el Madrid realizó un primer tiempo muy discreto, pero en la segunda parte salió con nuevos bríos y atacaró la portería de Ricardo sin suerte. Incluso el propio cancerbero madrileño desbarató un mano a mano con el argentino, mientras que en la otra que tuvo el 'Pipita' acabó mandando fuera el esférico.

La realidad es que se trató de un duelo con bastante poca historia, por lo que los blancos se dejaron dos puntos que ahora pueden estar lamentando. Con ellos serían en estos momentos líderes y no tendrían que estar dependiendo del conjunto culé, aunque ahora sólo queda vencer en el Santiago Bernabéu para exprimir al máximo las posibilidades por el título liguero. Sólo así ése punto cobraría valor y se convertiría en un bien preciado.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información