Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Con De la Red 563 días después

  • El mediocentro volverá a sentirse futbolista este domingo
El mediocentro volverá a sentirse futbolista este domingo
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Aunque día a día no ha podido entrenar ni estar en las convocatorias, el cuerpo técnico y la plantilla del Real Madrid son conscientes de que en todo momento faltaba Rubén de la Red, de baja por los problemas cardiacos que salieron a la luz en Irún.

563 días, o lo que es lo mismo, un año, seis meses y 16 días es el tiempo que ha pasado desde que Rubén de la Red se desplomara en el Stadium Gal de Irún durante un partido de Copa del Rey con el Real Madrid. Mucho tiempo para un jugador de fútbol, y más tratándose de este mediocentro salido de la cantera madridista y consagrado en el Getafe Bernd Schuster. Del conjunto azulón le llegó la oportunidad de jugar la Eurocopa con la selección española en el 2008 y, como muchos saben, ganarla.

Su gran categoría deportiva y humana le permitió hacerse un hueco en el conjunto blanco, en el que poco a poco empezó a tener minutos en el comienzo de la temporada 2008/09. Pero luego llegó la aciaga noche de Irún, aquella en la que se desplomó en plena primera parte del encuentro dejando un susto considerable en sus compañeros y en los aficionados que contemplaron los hechos. Por fortuna, el jugador pudo recibir el alta al día siguiente, pero quedó pendiente de una serie de pruebas médicas que, año y medio después, aún no han sido capaces de dictaminar la relevancia de los problemas cardiacos del madrileño.

De hecho, en este tiempo muchos han sido los rumores y las dudas sobre el futuro deportivo de De la Red, pero prácticamente ninguna las certezas. Sin embargo, el mediocentro se niega a retirarse y el pasado mes de marzo recibió la buena noticia de que la Seguridad Social le denegó la invalidez permanente. Este hecho infundió nuevas esperanzas de volver a verle en un terreno de juego y el propio futbolista pudo empezar a reincorporarse de manera paulatina a las actividades del club.

Ahora, con el equipo a punto de jugarse la Liga, Pellegrini ha tenido el magnífico gesto de llamarle para viajar a Málaga junto al resto de sus compañeros. Este domingo no podrá jugar, pero este hecho ya supone un paso adelante más en la recuperación de Rubén. Quién sabe si la temporada que viene nos depara nuevas alegrías en torno a su vuelta al equipo, aunque por el momento, su presencia en la ciudad andaluza ya es un triunfo para todo el madridismo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información