Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El dinero culé, ¿mejor que el merengue?

  • Villa acaba en el Barcelona por un traspaso inferior al que llegó a pactar el Valencia con el Madrid hace tan sólo un año
Villa acaba en el Barcelona por un traspaso inferior al que llegó a pactar el Valencia con el Madrid hace tan sólo un año
Raúl Torre Raúl Torre

David Villa es nuevo jugador del FC Barcelona para las próximas cuatro temporadas por 40 millones de euros, tal y como indicó el presidente del Valencia, Manuel Llorente, en la mañana de ayer. Tras el culebrón del verano pasado, paradójicamente el equipo valenciano ha terminado reforzando al máximo rival merengue al aceptar este año una oferta que, paradójicamente también, es inferior a la realizada entonces por el Real Madrid.

Hace menos de un año, David Villa estuvo a punto de ser jugador del Real Madrid. Florentino Pérez consideró al delantero internacional una de las prioridades de su proyecto en la vuelta a la presidencia blanca y se lanzó a por Villa. Las negociaciones fueron muy largas, tanto como el club che quiso, porque cuando habían llegado a un acuerdo por 43 millones, Llorente se echó para atrás y quiso sacar aún más tajada pidiendo 48 'kilos'. Así lo explicaba Oscar Ribot, el que ahora es miembro del gabinete de comunicación del Real Madrid, en el diario As del 14 de junio: "Mientras la petición de Manuel Llorente es de 30 millones de euros más Negredo (al que el Madrid ha tasado en 18 millones) lo que supone un total de 48 millones, Florentino tiene decidido que no va a subir ni un euro más de 43 (25 más Negredo). El presidente madridista estableció una cifra inicial de 36 millones de euros, la subió posteriormente a 40 y en un tercer intento por cerrar la operación llegó a los 43. Ahora Llorente pide cinco millones más por la venta de su jugador y el Madrid entiende que el presidente ché no tiene intención alguna de cerrar definitivamente el traspaso".

Algún medio de comunicación había llegado a publicar incluso en su portada a Villa con la elástica merengue dando por hecha la operación, pero el Madrid no quiso marear más la perdiz y se olvidó del guaje. Acto seguido, el Valencia negoció con el Barcelona, pero al final el jugador asturiano no fue a ninguno de los grandes y tuvo que permanecer en la ciudad del Turia una temporada más.

Sin embargo, las obligaciones económicas del Valencia, que existían el año pasado, han hecho que el club del Turia acepte una oferta inferior a la del Real Madrid un año después, y David Villa se convierta en jugador azulgrana por 40 millones de euros. La excusa ha sido el rendimiento deportivo del jugador durante esta temporada pero seguro que a Bancaja, entidad que asume la deuda del Valencia, no podrá recuperar ese dinero salvo con la venta de otros jugadores por lo que el aspecto deportivo se verá más debilitado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información