Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pellegrini: el Madrid pierde a un señor

  • Carta de despedida de DC al ya ex entrenador del equipo madridista
Carta de despedida de DC al ya ex entrenador del equipo madridista
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Se consumió lo que venía siendo un secreto a voces durante las últimas semanas. Manuel Pellegrini, tras sólo un año de estancia en el Real Madrid, ha dejado de ser el entrenador del conjunto blanco. Pero, a diferencia de otros técnicos que abandonaron el club por su más que evidente ineptitud (López Caro, Luxemburgo, Schuster, etc), el chileno deja tras de sí un aura de estilo y señorío que tardará mucho tiempo en verse por estas latitudes.

Sin fuegos artificiales. Sin público ni filas de fotógrafos acosándole como si de una top – model internacional. Así fue la presentación de Manuel Pellegrini como técnico del Real Madrid, un fiel reflejo de cómo es él como persona: normal, sin excesos, y con la honestidad y la creencia en el buen trabajo como sus cartas de presentación. Y, precisamente por ser como es, al chileno no se le ha dejado ejercer el cargo de técnico del conjunto blanco con la libertad que sí se merecía.

Se le criticó por estar de vacaciones en Chile en el momento en que se estaba planificando la plantilla (que se sepa no era una materia de su competencia). Se le vilipendió por haber exigido en rueda de prensa la continuidad de Sneijder y Robben en contra de los intereses del club (parece que el tiempo le ha dado la razón). Y el hecho de que en sus ruedas de prensa no diera titulares malsonantes (o, en otras palabras, que se pasara de educado) fue otro motivo para que la corriente mediática anti – Pellegrini alzara la voz contra la labor del chileno (con Eduardo Inda y Josep Pedrerol como máximos estandartes).

Pero Pellegrini, como señor que es, no entró al trapo de estas provocaciones, y desempeñó su labor al frente del banquillo madridista totalmente al margen de titulares reaccionarios, insinuaciones calumniosas y, sobre todo, con el apoyo de toda la plantilla del conjunto madridista, algo nunca visto en los últimos años en la historia del conjunto blanco. Supo lidiar a la perfección con los pocos conflictos que pudieron surgir en ese vestuario (su enfrentamiento verbal con Guti, la suplencia de Raúl, la rebeldía de Lass), y tuvo también la fortaleza suficiente para hacer que sus jugadores lucharan hasta el final por la Liga a pesar de que el poderío del Barcelona hicieran casi imposible pensar que a los de Guardiola se les pudiera escapar el título.

PELLEGRINI, SIN EL RESPETO DE UN SECTOR DE LOS MEDIOS

Aún así, los vende – titulares de turno se han salido con la suya, y creyéndose portadores del sentir del madridismo (no se lo creen ni ellos) han conseguido lo que el 95 por ciento de los aficionados de este club no querían: que Pellegrini dejara la entidad a la finalización de la presente temporada. Da igual que el equipo haya logrado el récord de puntos, importa menos que sea una máquina de hacer goles…Aquí lo que importa es el sensacionalismo de copia y pega y el vender titulares siguiendo el método del engañabobos, sin importar la estabilidad del club ni el pensar de los aficionados.

Pero a los que de verdad maman la esencia del club no han conseguido manipularnos. Y, por mucho que les pese a estos iluminados, los madridistas sólo tenemos palabras de agradecimiento para un entrenador que ha dado todo lo que tiene dentro para llevar al Real Madrid al lugar que se merece, que no es otro que luchar hasta el final por los títulos. Al final no lo consiguió, como tampoco lo consiguieron Queiroz, Camacho, García Remón, López Caro, Luxemburgo, Capello, Schuster o Juande Ramos. Ahora sólo queda desear suerte a Manuel Pellegrini allá donde quiera llevarle su futuro profesional, y desear que el futuro técnico pueda trabajar con la tranquilidad que le ha faltado al bueno del chileno. Y si no es así, ¿se atreverán los ‘talibanes’ de la Av. San Luis a publicar portadas pidiendo la dimisión de ‘Mou’? El tiempo dirá…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información