Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"En la segunda jornada ya supe que no seguiría"

  • Pellegrini señala que ni el técnico ni el director deportivo tienen mando y da un palo a la cantera
Pellegrini: "Ni entrenador ni director deportivo tienen mando" y da un palo a la cantera
R.T/ Agencias R.T/ Agencias

El ya ex entrenador del Real Madrid Manuel Pellegrini aseguró en una entrevista realizada después desvincularse con el club blanco que esperaba su destitución porque era una decisión que estaba ya tomada desde hace meses. El técnico,señaló que «en la segunda jornada de Liga, en septiembre, ya supe que no seguiría en el Real Madrid pasase lo que pasase. En esa jornada ganamos 0-3 al Espanyol, pero dejé en el banquillo a Cristiano Ronaldo, Raúl y Lass. Desde ese día supe que el presidente no se sentía identificado con el proyecto deportivo que proponíamos».

 

Pellegrini indicó que siempre tuvo el apoyo de Valdano, Pardeza y Butragueño y de Zidane, pero asegura que la dirección deportiva «no tuvo autoridad para impedir las ventas de Robben y Sneijder... Yo pedí a un mediocentro creador y a un jugador específico para la banda derecha, pero esos refuerzos no llegaron».

El técnico chileno asegura que no admitió ninguna injerencia en su trabajo, e indicó que el problema es que «en el Real Madrid el entrenador no tiene mando, Ni siquiera el director deportivo», según recoge el diario La Opinión de Zamora de agencias de información.

Pellegrini reconoce que le costó dejar fuera del equipo a Raúl «uno de los jugadores más inteligentes que dirigí en mi carrera» y niega que descuidase la cantera. «No se puede exigir que triunfen en el Madrid chavales que juegan en Segunda B y ni siquiera ahí están en la zona alta de la clasificación».

El técnico dice que «aquí en Madrid se me ha criticado por todo. La culpa siempre era de Pellegrini», pero advierte el «tiempo dará valor a lo que logré. El nuevo entrenador deberá hacer 100 puntos para mejorarnos la nota». En cuanto a la forma empleada para destituirle, el técnico dijo que «no entendí que me tuvieran diez días esperando para despedirme cuando sabían, nada más acabar el partido ante el Málaga, que la decisión era irrevocable. No fue muy ético tenerme así mientras esperaban a cerrar lo de Mourinho».

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información