Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'El Santo' no pudo elevar a los cielos a la selección

  • Casillas apenas tuvo trabajo pues los suizos llegaron dos veces sólo. En esas dos ocasiones no pudo hacer más de lo que hizo y evitar así el gol rival
Los madridistas de la selección
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

La selección española debutó hoy en el Mundial de Sudáfrica ante Suiza, y prácticamente lo hizo con diez jugadores sobre el campo. Y es que el papel de Iker Casillas fue prácticamente testimonial. Tanto para lo bueno -porque los suizos apenas atacaron-, como para lo malo -porque en las dos únicas oportunidades, Casillas no pudo evitar el gol rival-.

Afortunadamente para la población española, hay una selección que a día de hoy es superior a casi todas las que están enfrente, y precisamente por ello el portero apenas aparece. Así, hoy miércoles resulta que Casillas apenas tocó cuatro balones en toda la primera parte, y unos pocos más en la segunda mitad. No tuvo trabajo y, cuando lo tuvo, no pudo hacer más de lo que hizo.

El primero llegó en el minuto doce nada menos, y el segundo, en el veinticinco cuando paró la falta de Ziegler en dos tiempos. La única llegada a la portería hispana en los primeros cuarenta y cinco minutos, por cierto. Hasta la llegada del descanso blocó dos centros más, pero no fue necesario que el '1' de España se esforzara más.

No pudo hacer más en el mano a mano que terminó en el gol suizo

Eso sí, la segunda parte empezó con sorpresa para España. Casillas esta vez sí tuvo que emplearse a fondo, pero no pudo evitar el gol de Suiza. Una indecisión en la zaga en un balón largo terminó con un delantero suizo frente al meta madridista. Casillas intentó salvar el mano a mano saliendo con los pies, pero el esférico le pasó entre las piernas y el rebote lo aprovechó Fernandes sin que el capitán de La Roja tuviera tiempo de regresar a la portería. Era el quinto balón que tocaba Iker, y esta vez no pudo blocarla.

Al igual que tampoco llegó a tocar el remate de Derdiyok mediada la segunda parte. Finalmente el jugadón del delantero suizo impactó en el palo izquierdo de la meta defendida por Casillas, con lo que no hubo que lamentar daños mayores. Aunque tampoco se dio la vuelta al marcador, con lo que cuando se pitó el final del partido hubo que agachar la cabeza de camino a los vestuarios. Casillas, sólo bien en el debut del que es el tercer Mundial en su currículum.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información