Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Mundial motiva al palmarés merengue

  • Los campeones madridistas de la historia suelen prolongar su racha con el club
Los campeones madridistas de la historia suelen prolongar su racha con el club
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

A los cuatro jugadores madridistas que a lo largo de la historia se han proclamado campeones del mundo vistiendo la elástica merengue hay que sumar ahora a los cinco españoles que lo han logrado este año. Una condición que, por otra parte, suele traer suerte a los jugadores merengues en la campaña siguiente.

Tradicionalmente, el hecho de contar en la plantilla con un campeón mundial reciente ha traído suerte al Real Madrid para la siguiente temporada. Así ha pasado hasta el momento con los cuatro jugadores que se alzaron con el título mundial mientras defendían los colores del club (Netzer, Valdano, Karembeu y Roberto Carlos). Estos pueden presumir de haber ganado ligas, copas e incluso intercontinentales tras lograr el máximo trofeo internacional a nivel de selecciones.

Hagamos un repaso de los casos anteriormente mencionados. El primero es el del alemán Gunter Netzer, quien en 1974 ganó el Mundial de su país y en la campaña 1974-75 continuó con éxitos en el Real Madrid. De hecho, el equipo por entonces entrenado por Miljan Miljanic se hizo con un inolvidable doblete (logró Liga y Copa) que únicamente no tuvo continuidad en la competición europea.

En cuanto al actual director deportivo del club, Jorge Valdano, el argentino logró el Mundial de México 1986 con un gol suyo en la final, para posteriormente celebrar la Liga tras la disputa de un curioso play-off por el título. Sin embargo, en aquella ocasión el Real Madrid se quedó sólo en semifinales de la Copa del Rey y la Copa de Europa, siendo una campaña no demasiado triunfal para los intereses del conjunto merengue.

Tras estos dos casos, hasta la temporada 1998/99 no encontramos la siguiente plantilla merengue con un reciente campeón mundial en sus filas. Fue el francés Karembeu, quien tras conseguir la copa en París en el verano de 1998 levantó la Intercontinental tras vencer al Vasco de Gama en Tokyo (2-1); si bien el equipo se quedó apeado de la Copa y de la Champions en semifinales, perdió la final de la Supercopa de Europa y sólo pudo ser subcampeón de Liga.

Y el último modelo ha sido el del brasileño Roberto Carlos, campeón en Japón y Corea 2002 y triunfador el curso siguiente de Liga, Supercopa Europea y de la Copa Intercontinental. Mientras tanto, el equipo se quedó por aquél entonces en la semifinales de la Champions y en los cuartos de final de la Copa, demostrándose que, tras el Mundial, la Champions no suele ser un título que venga encadenado al dorado trofeo. Por ello, los Casillas, Arbeloa, Albiol, Ramos y Xabi Alonso tendrán este año la oportunidad de romper con la historia y de ser los primeros campeones del mundo madridistas que a continuación se alzan con el máximo torneo continental a nivel de clubes.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información