Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zahia pone más leña al fuego

  • La prostituta asegura que no cobró de Benzema y Ribéry lo que esperaba
La prostituta asegura que no cobró de Benzema y Ribéry lo que esperaba
Agencias - DC Agencias - DC

La prostituta con la que supuestamente mantuvieron relaciones sexuales cuando era menor de edad los internacionales franceses Franck Ribéry y Karim Benzema, hechos que han llevado a la imputación de ambos, no cobró lo que esperaba por esas prestaciones, según su declaración a los investigadores.

En el caso del madridista, el encuentro con Zahia se produjo de forma fortuita en 2008 en una discoteca de los Campos Elíseos de París, y de allí la pareja se trasladó al hotel Méridien, junto al Palacio de Congresos, de acuerdo con la versión de la joven: "le dije que eran 1.000 euros, pero no me dejó más que 500". Al año siguiente, con el centrocampista del Bayern de Múnich, le habían pagado -afirma no saber quién- tanto el billete de avión para viajar a la capital de Baviera, como el hotel Kampinsky, y en ese caso Ribéry tampoco se mostró generoso. "Me dejó 700 euros en efectivo. Vi que no era mucho. De hecho, por eso no volví a Múnich", aseguró.

No obstante, Zahia indicó a los policías de la Brigada de Prevención del Proxenetismo que tuvo nuevas relaciones con el jugador del equipo alemán a finales del pasado año. Como ya se había filtrado, la prostituta aseguró a los investigadores haber mentido a ambos jugadores, que le preguntaron cuántos años tenía, y a los que respondió que 18. Es una cuestión importante porque el juez instructor los imputó ayer por utilizar los servicios de una prostituta menor de edad, delito castigado con hasta tres años de cárcel y 45.000 euros de multa, pero para imponer una condena debe quedar establecido que sabían que no había cumplido 18 años.

De hecho, la abogada del jugador del Bayern, Sophie Bottai, se agarró como a un clavo ardiendo al engaño de Zahia sobre su edad: "la joven explicó que dijo a Ribéry que era mayor. Esta mujer tiene la apariencia (...) no de una menor, sino de una mujer liberada. Pese a todo, ha sido imputado". "Esta inculpación es lo inverso de la lógica judicial" en un caso en el que se han producido sucesivas filtraciones, señaló Bottai, que se quejó de que en estas condiciones "ya es una pena imputar a alguien, cuando además es completamente inocente y no tiene nada que reprocharse".

Más allá de las eventuales consecuencias penales, la inculpación de los dos internacionales franceses -que quedaron en libertad sin control judicial tras ser interrogados bajo arresto- podría tener consecuencias para su futuro en la selección, ya que la ministra de Deportes, Roselyne Bachelot, se había pronunciado a favor de excluir a los futbolistas que estén procesados.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información