Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La abogada niega su implicación

  • El jugador fue imputado junto a Ribery por un supuesto caso de proxenetismo
El `caso Zahia´ sigue dando que hablar
J.S. - Europa Press J.S. - Europa Press

La abogada del jugador del Real Madrid Karim Benzema, Sylvain Cormier, ha negado que el delantero francés mantuviese relaciones sexuales con una joven menor de edad hace dos años en un local cercano a los Campos Elíseos de París y ha asegurado que los daños que se le pueden causar al ariete son "irreparables". Cormier "negaba categóricamente las acusaciones de las que le imputan" tras las declaraciones prestadas este martes tanto por el jugador merengue como por su compatriota y jugador del Bayern de Múnich, Franck Ribéry, así como por el cuñado del extremo, también implicado en el presunto delito.

El delantero del Real Madrid, que regresó a los entrenamientos en la capital de España en la sesión vespertina de este miércoles, se ha mostrado en desacuerdo con las declaraciones de Zahia, la joven prostituta que presuntamente fue contratada por ambos jugadores. "No tuvo relaciones sexuales con ella. No hay ninguna razón para que la palabra del jugador sea menos que la de Zahia", ha manifestado Cormier, quien ha insistido en que su cliente cuenta con el apoyo de su club tras las declaraciones de Jorge Valdano, director general blanco, en la mañana del miércoles.

Los dos jugadores y el cuñado de Ribéry, que fueron imputados este martes por el caso de proxenetismo, fueron puestos en libertad por "la solicitud de la prostituta menor de edad". Además, la abogada de Benzema mostró su lamento por el daño que está causando en la imagen del jugador dicha noticia. "Las repercusiones son incalculables. No sabemos lo que esto va a deparar sino pedimos sanciones antes de que el procedimiento se acabe", añadió Cormier a la salida del juicio, que culminó este miércoles su segundo día.

Zahia le echa más leña al fuego

Por su parte, la joven Zahia ha explicado en sus declaraciones a la policía francesa que los jugadores habían pagado poco por sus servicios, según revelaron los medios galos. La prostituta quedó decepcionada con las cantidades que ofrecieron ambos jugadores, que no superaron los 700 euros cada uno.

De ser inculpados, los jugadores de Bayern de Múnich y Real Madrid, serían castigados con tres años de cárcel y 45.000 euros de multa cada uno, tal y como recoge el código penal francés, criticado duramente por la abogada del madridista.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información