Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marca: El plan B sale de nuevo a escena

  • Los blancos se fijan en Carvalho como sustituto del brasileño
Las altas pretensiones del Inter provocan que el Madrid sondee otras opciones
J.S. - Defensa Central J.S. - Defensa Central

Primero vino Mourinho y el siguiente en la lista era Maicon, pero lo del brasileño cada vez tiene peor pinta. El lateral es una de las peticiones del técnico portugués pero las altas pretensiones del Inter de Milán por Maicon han provocado que los blancos sondeen otras opciones. Por ello, el Madrid se ha plantado y ha decidido renunciar a su fichaje de manera definitiva.

La decisión se tomó en la tarde de ayer pues consideran que el precio que pide Moratti por Maicon es excesivo. A ésto se le une que Mourinho se ha sentido defraudado con el lateral brasileño pues no considera que tenga el compromiso suficiente para jugar en el Real Madrid. El alto sueldo que pide, 7 millones netos por temporada, han provocado la ruptura definitiva de las negociaciones entre Inter de Milán y Real Madrid.

Y es que la respuesta al ultimátum que le dio el Real Madrid al Inter no se hizo esperar. Los blancos se plantaron en 22 millones y el Inter afirma que de 28 no baja. Hace una semana, los italianos pedían 30 por él pero al ver la negativa de los blancos a subir su oferta, han decidido hacer una rebaja en el precio de venta del lateral. "No bajamos, ni bajaremos el precio de venta de Maicon por debajo de los 28 millones, esa es una decisión que está tomada y que es del todo irrevocable", afirmaba Marco Branca, director deportivo del club.

De este modo, Branca lanzaba la pelota al tejado de los blancos pero el Real Madrid se ha cansado y asegura que ya no está interesado en el lateral.

Se activa el plan B

Enfríado el culebron Maicon, el Real Madrid ha activado el plan B. Los nombres que se han asociado con los blancos han sido numerosos. Han sonado Thiago Alves, David Luiz, Vidic y Bruno Alves. Sin embargo, la opción que más peso ha cobrado en los últimos días ha sido la de Ricardo Carvalho.

Mourinho ha pensado en él y ha recomendado su contratación. Le conoce de su etapa en el Oporto y en el Chelsea, es un jugador de su confianza al que ha dirigido durante siete temporadas y confía en su veteranía. Además, su bajo precio es otra ventaja pues rondaría los 6 millones de euros.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información