Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una plantilla que no echa raíces

  • Sólo tres jugadores del primer equipo tienen cuatro años o más antiguedad
Sólo tres jugadores del primer equipo tienen cuatro años o más antiguedad
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Jugar en el Real Madrid no es algo fácil. Eso es algo que siempre ha sido así en la historia del club, pero que en los últimos años se ha complicado aún más si cabe. Y lo decimos por todos los cambios habidos en la plantilla desde un tiempo a esta parte, los cuales han provocado que sólo tres integrantes del primer equipo tengan una actualidad de al menos cuatro años.

Tras las marchas de Raúl y Guti a principios de semana al Schalke 04 y al Besiktas, y con 16 y 14 años de antiguedad en el primer equipo respectivamente, Iker Casillas queda ahora como el jugador con más años a sus espaldas. Con esta cumpliría 12 temporadas en la plantilla, y debe ser el encargado de asumir el rol que durante los últimos siete años ha desempeñado el hoy '7' del Schalke 04. El segundo en discordia es Sergio Ramos, que vino al club en la temporada 2005/06 procedente del Sevilla, y a pesar de que no se ha formado en la cantera madridista la afición se identifica al cien por cien con él.

Con la llegada de Ramón Calderón empezaron a llegar los vaivenes en forma de fichajes y traspasos a la plantilla madridista. Un baile de nombres que ha provocado que un suplente, Mahamadou Diarrá, sea el tercer jugador de la plantilla en lo que a antiguedad se refiere. De continuar en el equipo (algo que no está nada claro) cumpliría su quinta temporada, y sería el tercer capitán. Los siguientes en discordia serían Marcelo, Gago e Higuaín, que fueron fichados en el mercado de invierno de esa misma temporada, y que llevan ya en el club tres años y medio.

Con la llegada de Bernd Schuster al banquillo vinieron otro buen puñado de fichajes, de los cuales sólo siguen tres: Dudek, Pepe y Drenthe. Los dos primeros, que tienen asegurada su continuidad, cumplirán su cuarta temporada en el Madrid, mientras que el holandés es uno de los jugadores que puede marcharse del club de aquí a que comience la temporada. De la 2008/09 sólo siguen Van der Vaart y Lass, y ninguno de los dos tiene garantizada su continuidad.

El año pasado, y con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia, llegaron un total de ocho caras nuevas a la primera plantilla (Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Xabi Alonso, Albiol, Arbeloa, Garay y Granero), y para esta temporada hay cerradas por el momento cuatro incorporaciones (Pedro León, Canales, Di María y Khedira), y es de esperar que de aquí a que comience la Liga haya otro dos nuevos fichajes (Maicon y Ozil son los más factibles). Quiere decir con esto que para esta temporada 14 de los integrantes de la plantilla van a tener menos de un año de antiguedad.

Un dato más de la inestabilidad de las plantilla del Real Madrid es que en los últimos cuatro años se han vendido a 37 jugadores: Woodgate, Gravesen, Pablo García, Diego López, Emerson, Baptista, Robinho, Roberto Carlos, Ronaldo, Cicinho, Mejía, Pavón, Raúl Bravo, Cannavaro, Heinze, Metzelder, Parejo, Raúl, Guti, Sneijder, Robben, Cassano, Saviola, Van Nistelrooy, Faubert, Huntelaar, Reyes, Beckham, Helguera, Jurado, Míchel Salgado, Javi García, Codina, Miguel Torres, Diogo, Soldado y Negredo. Una sangría que debe parar si se pretende construir un proyecto a largo plazo.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información