Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Van Gaal recupera al imputado Ribéry ante el RM

  • El Bayern tendrá varias bajas a causa de los partidos internacionales
El Bayern tendrá varias bajas a causa de los partidos internacionales
Agencias - DC Agencias - DC

El Bayern Múnich se presentará mañana con su mejor plantel posible, incluido Franck Ribéry, para recibir al Real Madrid en un amistoso calificado de homenaje de despedida a Franz Beckenbauer, 33 años después de que el "Kaiser" dejara el club bávaro como jugador para irse al Cosmos de Nueva York.

A una semana del arranque de la Bundesliga, Louis van Gaal se propone "echar una ojeada" a sus jugadores, incluidos Ribéry y el asimismo recién recuperado Daniel van Buyten, para un amistoso contra un rival como el Real Madrid. Las únicas ausencias destacables en lo que sería el equipo de lujo del campeón de la Bundesliga -y de la Copa- es la de Arjen Robben, de baja por dos meses, más las de Mario Gómez, Toni Kross y Martin Demichelis, estos tres en razón de los partidos disputados esta semana por las selecciones alemana y argentina.

El Bayern recibirá al Real Madrid de Jose Mourinho una semana después de llevarse el primer título oficial de la temporada, la Supercup, al derrotar al Schalke. Para el Bayern, el partido de mañana en la Allianz Arena, no es un mero encuentro de exhibición o de ensayo final ante la apertura de temporada, sino un tributo tardío a su máxima figura y "kaiser" del fútbol alemán, Beckenbauer, presidente honorífico del club. "Es una lástima que entonces no tuviera su partido de despedida. Llegó el momento de recuperarlo", en palabras del actual mandamás del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge.

Según Rummenigge, la idea de dedicar ese partido de homenaje a Beckenbauer empezó a cuajar el pasado noviembre. Ahí se vio que para tal encuentro se debía buscar "el mejor rival" posible, para lo que se contactó con Florentino Pérez, quien de inmediato respondió con entusiasmo. Pese al mutuo interés, la idea topó con un obstáculo, ya que las autoridades administrativas de Múnich prohibieron a los madridistas lucir la camiseta con el anagrama de su patrocinador, la casa de apuestas "bwin", en el encuentro amistoso.

El equipo de Mourinho no podrá llevar su camiseta habitual, porque vulnera la norma administrativa en materia de juegos de azar, lo que el propio Rummenigge se encargó de lamentar: "Es una lástima y no me gusta. Empaña el sentido de hospitalidad bávara", dijo. En cualquier caso, el campeón alemán y de la Copa Alemana esperará a los madridistas con el estadio a tope, ya que se han agotado las 69.000 entradas del Allianz Arena.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información