Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Mallorca recibirá al Madrid entre trincheras

  • Unas obras en una de las calles aledañas al estadio están creando problemas
Unas obras en una de las calles aledañas al estadio están creando problemas
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El próximo domingo (21:00 horas) se abre la veda a la Liga 2010/11 para el Real Madrid y el Mallorca. Sin embargo, en el conjunto bermellón hay cierta preocupación ante la posibilidad de que el Ono Estadi sea un caos ese día a consecuencia de unas obras en las proximidades.

A falta de apenas unas semana para la disputa del choque, el club balear se ha visto envuelto en un pequeño problema a consecuencia de unas obras urbanas en la calle Cami dels Reis, exactamente la misma donde se encuentra situado el Ono Estadi, antes conocido como Son Moix. Las mismas se basan en una remodelación fluvial de la zona, de manera que la circulanción en un sentido ha sido cortada y se teme que el domingo los problemas ya habituales los días de partido se vean multiplicados.

La raíz de la cuestión radica en que esta calle es la principal de acceso para los seguidores y para los propias autocares de los futbolistas y de las peñas. Por tanto, se espera que la afluencia de aficionados para el día del choque sea máxima, de manera que podrían producirse serios problemas para el acceso al campo. Ante ello, el vicepresidente del club mallorquín, Jaume Cladera, ha mantenido una reunión en Cort para intentar solucionar la situación que se le presenta tanto al equipo como a la ciudad. Aunque parece claro que para el domingo la calle seguirá en obras y los aficionados pagarán las consecuencias.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información