Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho empieza peor que Pellegrini

  • La temporada pasada se empezó con una victoria ante el Deportivo
La temporada pasada se empezó con una victoria ante el Deportivo
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

La temporada no ha empezado para Mourinho todo lo bien que se esperaba. El inesperado tropiezo ante el Mallorca ha preocupado a los madridistas no tanto por haber cedido a las primeras de cambio dos puntos respecto al Barcelona, sino que el juego desarrollado por el equipo supuso un pequeño paso atrás respecto al que se desarrolló con Pellegrini la temporada pasada.

El inicio de Liga con el técnico chileno fue algo más plácido que el que protagonizó el Madrid de Mourinho este pasado fin de semana. Los inicios de Liga son especialmente complicados para todos los equipos, ya que los equipos están todavía en pleno rodaje y no están aún en su plenitud física. Un handicap que se complica aún más si cabe si le añadimos que el equipo está en plena fase de adaptación por la llegada de un nuevo entrenador al plantel, y también de nuevos jugadores que, en la mayoría de los casos, desconocen el idioma y tienen que adaptarse a sus nuevos compañeros y la Liga Española.

Estos condicionantes no solo se han dado esta temporada con las llegadas de Mourinho al banquillo madridista y de los futbolistas Canales, Pedro León, Di María, Khedira, Carvalho y Ozil. Esta misma situación se repitió la temporada pasada, en la que incluso hubo más caras nuevas: un total de ocho jugadores (Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzema, Albiol, Garay, Granero, Arbeloa y Xabi Alonso), y un técnico como Pellegrini encargado de devolver al club a esa senda del triunfo que nunca debió abandonar.

Triunfo sufrido ante el Deportivo de la Coruña

Y el comienzo de Liga del equipo de Pellegrini mejoró al protagonizado por los de Mourinho este fin de semana. A diferencia de este pasado domingo, se empezó la Liga en el Bernabéu ante el Deportivo de la Coruña en un encuentro en el que el calor sofocante fue el gran protagonista. Los blancos lograron una ajustada victoria por 3-2, en un encuentro en el que cada gol del conjunto madridista era repondido casi ipso facto por un tanto del equipo coruñés. Finalmente, y con más sufrimiento del esperado, se consiguieron sumar los tres puntos y, lo más importante, coger moral de cara a los próximos ompromisos oficiales.

Con Mourinho, en cambio, la historia ha sido bastante diferente. Se empató a cero con el Mallorca y, lo que es peor, el equipo bermellón sólo vivió momentos de agobio en los últimos 10 minutos del encuentro. Con el parón liguero, el técnico portugués tendrá tiempo de meditar los aspectos a mejorar en el equipo, mientras en los 'corrillos' madridistas surgirán los clásicos debates de si la plantilla está equilibrada, de por qué no se ficha a fulano o mengano, y otras cuestiones de similar índole. Si cuando se logró con Pellegrini la victoria en la primera jornada no se tiraron fuegos artiificiales, el club y su entorno no deben encender las alarmas tras la decepción de este domingo. Quedan 37 jornadas aún por jugar, lo que suponen 111 puntos. Y lo más importante, una plantilla con mimbres más que suficientes para dar muchas alegrías al madridismo...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información