Ir a versión clásica Ir a versión móvil

En la última década, sólo uno de cada tres fichajes del Madrid en verano proceden de la Liga

  • Pedro León y Canales son los que este año cumplen con esa condición
Cumplen con lo visto la última década
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

El mercado estival de fichajes ha cerrado hace apenas unos días, y lo ha hecho con seis incorporaciones nuevas para el Real Madrid (además del ‘ascenso’ de David Mateos del filial). Seis fichajes entre los cuales destacan Canales y Pedro León, y no sólo porque son los dos únicos españoles de la terna que completan Özil, Khedira, Di María y Carvalho, sino porque son los dos únicos que proceden de clubes españoles. Esto es, un 33% aproximadamente. Un dato que se acerca mucho a lo que ha sucedido en la última década en el Madrid, donde los fichajes procedentes de clubes extranjeros han sido predominantes sobre los que llegan de la Liga española.

Y es que de los 48 fichajes que se han hecho a principio de una temporada desde el verano del año 2000, sólo dieciocho procedían de clubes de la Liga española (un 37%), contando además con algunos como Granero, De la Red o Javi García, que regresaban al club después de haber salido cedidos o traspasados desde las categorías inferiores de la entidad merengue. Así pues, las incorporaciones este verano de Pedro León y Canales procedentes del Getafe y el Racing respectivamente se corresponden con la política de fichajes (consciente o inconsciente) que ha seguido el club blanco desde que Florentino Pérez aterrizara en su primera etapa en el club.

Florentino cerró su primera etapa con un 55% de fichajes veraniegos procedentes de la Liga

El ahora presidente blanco culminó un primer verano ciertamente prolífico en lo que a fichajes de la Liga española se refiere, pues los siete traspasos realizados llegaron procedentes de clubes en territorio español, con el ex barcelonista Figo como máximo exponente. Sin embargo, después de haber renovado prácticamente la plantilla, al año 2000 le sucedieron varios mercados estivales donde los escasos refuerzos que llegaban, siempre lo hacían desde el extranjero (Zidane, Ronaldo, Beckham, Samuel, Owen y Woodgate). Y bien sea porque los tres últimos nunca terminaron de adaptarse a nuestro país, o por simple coincidencia, lo cierto es que en el último verano de su primera etapa Florentino Pérez volvió a retomar las negociaciones con los clubes vecinos. Así, en el verano de 2005 llegaron Pablo García, Ramos y Baptista procedentes de Osasuna y Sevilla respectivamente, en lo que supuso el 60% de las incorporaciones.

Florentino dejó entonces el club con una cuota del 55% de fichajes ‘españoles’ sobre el total de traspasos realizados en verano. Sin embargo, la llegada de Ramón Calderón al sillón presidencial hizo que ese porcentaje bajara sobremanera, con una junta directiva que ‘pescaba’ más en aguas internacionales que en las propias españolas en los meses de verano. Así, en tres años sólo tres jugadores de los dieciséis que se ficharon en total procedían de la Liga española (18%): De la Red y Javi García -que llegaban después de salir del club-, y Saviola -que acababa contrato con el Barcelona-. La única excepción fue la de Garay, que se incorporó un año más tarde ya bajo el mandato de Florentino Pérez de nuevo.

Con Calderón, sólo el 18% de los fichajes de verano llegaron de clubes españoles

Además del argentino procedente del Racing, hasta cuatro jugadores más han llegado bajo la dirección general de Jorge Valdano en estos dos últimos veranos procedentes de clubes españoles. Jugadores que procedían de la misma Liga que el Real Madrid, jugadores que ya sabían muy bien cómo era el club al que llegaban, jugadores que apenas necesitan periodo de adaptación. Jugadores como Pedro León y Canales.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información