Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Empieza una nueva era en el Madrid"

  • Álvaro Arbeloa cree que la afición debe dar tiempo y tener paciencia con el equipo
Álvaro Arbeloa cree que la afición debe dar tiempo y tener paciencia con el equipo
EFE - J.C. EFE - J.C.

Álvaro Arbeloa pide "paciencia y tiempo" en el inicio de un nuevo proyecto en la casa blanca, dos palabras que considera que son "muy necesarias en el Real Madrid". para competir con su gran enemigo, el FC Barcelona, con un estilo "totalmente diferente".

Arbeloa hace un análisis en una entrevista con Efe del momento que vive el Real Madrid desde la llegada de José Mourinho, del cambio generacional que se tradujo en el adiós de Raúl González y José María Gutiérrez 'Guti' y de los nuevos aires en un vestuario capitaneado por Iker Casillas y Sergio Ramos. Un nuevo estilo manda.

¿Qué cambia en el panorama de Arbeloa en la temporada temporada que acaba de comenzar?

La competitividad, que no para de aumentar. Sabes que en un equipo como el Real Madrid siempre va a existir. En este club nadie tiene el puesto asegurado y cada día tienes que luchar no solo por ganarte el puesto sino, por mantenerte en el equipo. Va a ser otro año duro con muchísima exigencia.

Esa exigencia que va con el estilo Mourinho se compagina con su forma de entender el fútbol desde su paso por Inglaterra.

Sí, es un entrenador al que le gusta mucho la intensidad. Por mi forma de ser y de jugar me gusta mucho. Quizás sea el momento de sacar lo bueno que aprendí en el fútbol inglés. Los que hemos jugado en la Premier estamos acostumbrados a esa intensidad en entrenamientos, a un juego muy físico. Se ve en el día a día.

¿Qué aporta nuevo Mourinho respecto a otros entrenadores?

Tiene su forma de trabajar. No se puede decir que la del anterior entrenador (Pellegrini) sea mala porque la de ahora es diferente. Si ves por ejemplo un entrenamiento de Vicente Del Bosque, no tiene nada que ver con el de Mourinho. Cada entrenador tiene su manera de trabajar. Ahora nos estamos acoplando a su estilo que esperemos nos dé grandes resultados.

¿Y cómo es?

Es un entrenamiento con muchísima intensidad de noventa minutos, en el que quiere que todos los jugadores estén al cien por cien. Muchas veces es en espacios muy reducidos, lo que provoca que la intensidad sea muy alta.

Hace meses usted fue uno de los grandes defensores de Pellegrini.

Creo que el año pasado se hizo un buen trabajo pero cuando no acaba con títulos en un equipo como el Real Madrid es complicado. El lunar de Champions y Copa del Rey nos hizo mucho daño. Es donde el equipo no dio la talla y quizá un equipo como el Real Madrid no se pueda permitir dos tropiezos tan importantes.

Paciencia y tiempo no entran en el diccionario del Real Madrid.

Son palabras muy necesarias. Es hora de que sembremos y que quizás en el futuro recojamos. Es evidente que en el Real Madrid se exijan resultados inmediatos porque la inversión es muy fuerte, es un club con una exigencia tremenda en el que todos los años debes ganar algo, pero hay que ir poco a poco sabiendo que el trabajo de hoy lo podremos recoger en un futuro. Al final eso es importantísimo, tener una ideología de trabajo en el primer equipo y la cantera. Tener estructura en el club es algo que se necesita.

Hace falta tiempo pero si ve en la tele seguido un partido del Barcelona y del Real Madrid parecen deportes diferentes.

La comparación con el Barcelona siempre va a estar ahí pero somos conscientes de que ellos tienen su estilo y nosotros somos totalmente diferentes. A todos les gusta el Barça por su juego plástico, pero a día de hoy solo ellos pueden jugar así. Nosotros debemos tener nuestro propio estilo.

El cambio de vender a Ibrahimovic para fichar a Villa, ¿les hace más fuertes?

Para el fútbol que practican ellos, estoy seguro de que han ganado con el cambio.

Y el Real Madrid, ¿es más fuerte que el año pasado?

Tiene que serlo porque nos hemos reforzado bien y al final tampoco nos hemos desprendido de jugadores muy importantes. La baja de Rafa (Van der Vaart) es la más importante para nosotros, pero nos hemos hecho con jugadores de gran calidad.

El adiós de dos emblemas del madridismo como Raúl y Guti conduce a un relevo generacional en el vestuario.

Empieza una nueva era. Cuando se van dos jugadores de ese calibre después de tantísimos años, comienza una nueva etapa en el vestuario del Real Madrid. Es importante empezar con buen pie.

¿En qué cambia un vestuario dirigido por Raúl a Iker Casillas?

Con Iker tenemos la experiencia de la selección, donde la verdad es que lo ha hecho fenomenal. Si lo hace igual de bien en el Real Madrid estaremos encantados. Son personalidad totalmente distintas y formas de hacer las cosas muy diferentes. Creo que Iker va a estar a la altura.

¿Es una capitanía más compartida?

Sí, aparte de compartir siempre está muy abierto a preguntar a todos, nos invita a dar nuestra opinión y se agradece mucho. Consigue que todo el vestuario pueda opinar y sentirse importante.

Por la forma de ser de Xabi Alonso y de Arbeloa, ¿son capitanes en la sombra?

Creo que todos tenemos nuestro papel y nuestro peso. Gente más importante, como Iker y Sergio Ramos, jugadores que llevan más tiempo en el club, encabezan el grupo. Son los capitanes. Otros asumimos otro tipo de funciones. En los vestuarios está bien que se reparta un poco las responsabilidades. Por ejemplo, un jugador como Xabi Alonso es muy importante por el puesto en el que juega y por su forma de ser.

¿Qué tal se ha acogido a los nuevos en el vestuario?

Bastante bien, hay un grupo joven en el que existe muy buen rollo. Los que más difícil lo tienen son los alemanes, el idioma para ellos es una frontera. Nos comunicamos como podemos, con el poco inglés que manejan. Gente como Di María, Canales, Pedro León son gente que ha llegado y se ha acoplado bastante bien. Tienen mucho bueno que dar al Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información