Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Menos encanto pero igual de peligroso

  • La baja de Luis Suárez merma el potencial ofensivo de los tulipanes.
Los holandeses no cuentan con grandes estrellas pero sí con hombres de calidad
D.J D.J

El Ajax trae al aficionado al fútbol grandes recuerdos del pasado. Su último paso por el Bernabéu -noviembre de 1995- arrasó con una propuesta vistosa. 0-2 fue el resultado con goles de Litmanen y Kluivert, dos referentes holandeses hace una década. Ahora, su líder, el uruguayo Luis Suárez será la gran ausencia del partido y el serbio Miralem Sulejmani se perfila como sustituto jugando de segunda punta.

Los planes del Ajax los trastoca Luis Suárez, sancionado, que es el encargado de asumir todo el peso ofensivo y materializar buena parte de los tantos del conjunto holandés. Tampoco podrá jugar en la defensa Vertonghen por sanción.

Cinco largos años sin pisar la Liga de Campeones generan hambre de éxito en el Ajax en su regreso. Llega con un defensa español y ex barcelonista, Oleguer Presas, que en principio será suplente en un estadio donde el morbo por vencer aumenta. Y en portería, recién recuperado de una lesión, el meta Sketelenburg. Se reencontrará el portero con jugadores madridistas que le derrotaron en la final del Mundial de Sudáfrica. A destacar también el lateral derecho Van der Wiel, pretendido por clubes europeos, el mediocentro Siem de Jong, nada que ver con el de la terrorífica patada a Xabi Alonso, o el extremo de Zeeuw.

Sobre el césped del Bernabéu estarán 13 Copas de Europa, nueve madridistas y cuatro 'ajacied' en un clásico europeo que regresa al mejor escenario posible.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información