Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Al Bernabéu con la moral por las nubes

  • Espanyol 1 - 0 Almería
Espanyol 1 - 0 Almería
Agencias - DC Agencias - DC

El Espanyol ha encontrado en su propio estadio un refugio inmejorable para caminar por la Liga, después de superar este sábado al Almería por la mínima (1-0) gracias a un gol de Callejón en el arranque de la segunda parte.

En un partido espeso y sin demasiado fútbol, acabó por imponerse el Espanyol porque tuvo más remate. No necesitó demasiados intentos el equipo local para embocar y llevarse los puntos frente a un Almería sin gol. El equipo andaluz responde al ideario de su entrenador, Juanma Lillo. Cuida el juego, prescinde de los pelotazos y combina bien, pero no tiene capacidad para terminar la jugada. Cuando merodeó el área de Kameni, se quedó a medias, sin recursos para poner siquiera en apuros al meta camerunés.

Entre el fútbol pausado del Almería y la falta de juego entre líneas del Espanyol, la primera parte se redujo a una sucesión de faltas y errores. No había manera de enlazar, no fluía el juego, y el Almería, más acostumbrado a madurar su fútbol, se encontraba más cómodo. Sin áreas, el equipo de Lillo se dedicó a dejar pasar los minutos para desesperación del Espanyol, un equipo más afilado, concebido para ser muy vertical, carente sin embargo de ese último pase que ayuda a decantar los partidos. Iván Alonso protagonizó el primer disparo a puerta del partido, ya al borde del descanso. Pareció animarse el Espanyol, que lo volvió a intentar en un gran tiro de Callejón, desviado, muy cerca del palo de Alves. Bernardello respondió con un disparo despejado por Kameni, epílogo de una primera mitad para olvidar.

FICHA TÉCNICA

Espanyol: Kameni; Galán, Forlín, Víctor Ruiz, David García; Javi Márquez, Duscher; Sergio García (Dátolo, min. 73) Callejón (Javi López, min. 89), Luis García e Iván Alonso (Verdú, min. 49).

Almería: Diego Alves; Ortiz, Carlos García, Marcelo Silva (Corona, min. 73), Jakobsen; Bernardello, Vargas, Mo M''bami (Nieto, min. 87); Piatti (Valeri, min. 73), Crusat y Ulloa.

Gol: 1-0, min. 48: Callejón.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó a Marcelo Silva (min. 16), Forlín (min. 20), Duscher (min. 23), Carlos García (min. 62), Sergio García (min. 65) y Ulloa (min. 90 2)

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio de Cornellà-El Prat ante 24.345 espectadores.

Callejón da a los 'pericos' tres puntos de oro

Cambió el panorama del partido en el segundo acto. Fue Callejón el encargado de romper definitivamente la dinámica del encuentro, al aprovechar una segunda jugada tras el saque de un córner. El delantero conectó un gran disparo a bote pronto en el vértice del área chica de Alves, sin opciones para el meta brasileño. Callejón, un jugador completo a quien siempre se le reprocha su falta de gol, no marcaba desde el 14 de febrero. El gol y la entrada de Verdú, en sustitución del lesionado Iván Alonso, sirvieron para inyectarle al Espanyol unas dosis de confianza que necesita casi en cada partido, equipo joven como es, muy dado a los vaivenes psicológicos. Con Verdú, el conjunto de Pochettino encontró pausa y juego entre líneas.

El Almería continuó impasible, fiel al guión del partido que había previsto, hasta bien entrada la segunda mitad. No había manera de meterle mano al Espanyol, arropado por su público, crecido en Cornellà, sin demasiados apuros en defensa pese a la electricidad de Crusat. De Piatti, en cambio, apenas hubo noticias. Tampoco Ulloa demostró demasiado como referencia en ataque.

A falta de un cuarto de hora, Lillo retocó su sistema. Tocaba arriesgar. Con un 3-4-3, dio entrada a Corona y a Diego Valeri, buscando creatividad y sobre todo, gol. Ulloa siguió en la punta de ataque y el Almería adelantó líneas, acumuló hombres en la frontal del área de Kameni y se arriesgó a jugar un partido abierto, sin retrovisor. Pero la apuesta del técnico vasco llegó demasiado tarde. El Almería firmó su primera derrota del curso frente a un Espanyol recuperado tras su varapalo de Villarreal, siempre encantado de jugar ante su público, dejar su puerta a cero y convertir Cornellá en un campo muy complicado para los rivales.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información