Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así vio DC el R. Madrid - Espanyol

  • El Real Madrid acabó goleando a su rival tras un partido bastante mediocre
¿Coincide con nuestros redactores?
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central

Goleada engañosa la cosechada este martes por el Real Madrid tras un partido donde demostró una gran apatía en el campo. Así, el gran protagonista del choque fue el colegiado Clos Gómez, quien condicionó claramente el discurrir del mismo al señalar un penalti muy dudoso a favor del Madrid y al expulsar de manera muy polémica a Pepe y Galán.

 

 David Jorquera

El Madrid sigue sin jugar a nada y el gran problema es que empieza a aburrir a las ovejas. El descontrol que partido tras partido se forma en el centro del campo del Real Madrid es tremendo y, a falta de Özil, no hay jugadores en el campo con la capacidad de aunar el ataque y el medio. Ronaldo e Higuaín siguen peleados con el gol (y eso que los dos marcaron) porque parecen competir el uno contra el otro. El Bernabéu es soberano y si pita el juego de los de Mourinho es por algo. Mucho pelotazo largo y poco dominio. Para rematar, unos cambios muy amarrateguis que, de no ser el Espanyol, igual le hubieran costado un disgusto al Madrid. Los partidos pasan y esto sigue sin mejorar.

Jaime de Carlos

Goleada engañosa que no debe ocultar que el Real Madrid sigue sin carburar como todos sus aficionados querrían. El árbitro fue el verdadero protagonista del choque ante la apatía de los jugadores de los dos bandos, quienes ofrecieron un espectáculo bastante malo que el Bernabéu no dudó en rechazar en numerosos tramos del partido. Por tanto, para mí lo mejor han sido los tres goles del equipo, los cuales indican que el viejo Madrid ha vuelto: aquél que necesita sólo cuatro ocasiones para marcar tres tantos. Además, la defensa volvió a presentar la firmeza que en Anoeta no mostró; mientras que, una vez más, Di María demostró que es el jugador más en forma que tiene ahora mismo la plantilla.

Alberto Piñero

El Real Madrid goleó por primera vez en lo que va de temporada, pero lo hizo de nuevo con muchas lagunas. Esos cuentos de la prensa de que en el equipo blanco los hay que van a su bola han dejado de ser un cuento para ser el recurso más utilizado a día de hoy por este equipo. Las líneas no pueden estar más separadas y más independientes unas de otras en ataque. Los cuatro de arriba juegan prácticamente para ellos en una anarquía que se ha instaurado definitivamente y que sólo funciona si, como hoy, la pelotita entra. Lo que es un recurso muy pobre para un equipo tan grande.
P.D.: Si la meritocracia de Mourinho se instaurara en la Federación, Clos Gómez debería dejar el fútbol.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información