Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho ya es el jefe del vestuario

  • Sus broncas en el descanso siempre surten efecto entre los jugadores
Sus broncas en el descanso siempre surten efecto entre los jugadores
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Cuando José Mourinho fichó por el Real Madrid allá por el mes de mayo, lo hizo con un aura de entrenador carismático y exigente a partes iguales. La primera cualidad la demuestra por sí solo en cada una de las ruedas de prensa que concede. Y de la segunda pueden dar buena muestra de ella los jugadores en los descansos de los partidos, sobre todo cuando las cosas no marchan como al entrenador portugués le gustarían.

 

Ante la Real Sociedad ya se pudo ver al Mourinho malhumorado que estábamos acostumbrados a ver en el Inter y, sobre todo, en el Chelsea. Gesticulando en todo momento a los jugadores (llegó incluso a lanzar una botella a la cristalera del banquillo tras un fallo defensivo), el portugués es un hombre que vive los partidos como si su vida dependiera de ello, y su perfeccionismo le provoca en ocasiones reacciones airadas como se le pudieron ver el pasado sábado en Anoeta.

Pero donde mejor exhibe su carácter Mourinho es en el cara a cara con los jugadores. Los jugadores ya no esconden que, cuando en el descanso las cosas vienen mal dadas, las broncas de su entrenador en el vestuario son de aúpa. Así lo reconocieron a la finalización del encuentro ante el Espanyol tanto Carvalho (“es normal, cuando el equipo no juega bien, a él no le gusta”), como Sergio Ramos ("bueno, lo normal, nosotros a veces necesitamos que se nos riñan, que se nos meta presión para obtener una reacción del equipo").

Tanto ante la Real Sociedad como ante el Espanyol, partidos en los que Mourinho dio la ‘charla’ a sus jugadores en el banquillo, hubo reacción de los jugadores tras esas palabras en tono elevado del entrenador. Parece que el método ‘Mou’ empieza a surtir efecto…

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información