Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Casillas rompe con Fernando Alonso

  • Ya no comparten representante
Ya no comparten representante
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Hay relaciones que, por las razones que sean, no acaban saliendo adelante. Y el estrecho vínculo que mantenían Iker Casillas, portero del Real Madrid y de la Selección Española, y Fernando Alonso, bicampeón de la Fórmula Uno, se ha quebrado del todo. Y es que un cúmulo de incompatibilidades han obligado al cancerbero madridista a romper con su representante Luis García Abad, que es precisamente el mismo que el del piloto de Ferrari, según informa El Confidencial.

Una relación la de Casillas y Luis García Abad que dio comienzo hace dos años y medio, en marzo de 2008, cuando el hoy capitán del Real Madrid decidió prescindir de los servicios de Ginés Carvajal (el todavía agente del '7', Raúl González Blanco) justo cuando éste dejó sellada su renovación con el conjunto blanco hasta el 30 de junio del año 2017, lo que casi supone un contrato vitalicio con la entidad de Concha Espina.

La decisión de que Casillas prescindiera de los servicios de Ginés y recurriera a la figura del representante de Fernando Alonso tiene un fondo comercial detrás: Casillas quería promocionar su imagen fuera de España y poder tener así a nivel internacional el reconocimiento que sí tiene en nuestro país. En resumidas cuentas, el portero del Real Madrid quería recibir más ingresos a través de campañas publicitarias, pero éstas apenas aparecieron.

Y es que Luis García Abad ha estado todo este tiempo más pendiente de la representación de Fernando  Alonso que en la del jugador madridista. El piloto asturiano, debido a las exigencias de competición, está continuamente viajando, y siempre se lleva a su representante, por lo que a Casillas le era muy difícil de disponer de su agente cuando lo considerara necesario. Y éste ha sido el motivo de la ruptura.

Ahora el portero, con un contrato por delante de siete temporadas, está a la búsqueda de un nuevo representante que le dé lo que no pudieron los otros dos, que no es otra cosa que prestigio más allá de nuestras fronteras. Porque el cariño de los españoles en general, y de los madridistas en particular, lo tendrá por siempre jamás.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información