Ir a versión clásica Ir a versión móvil

CR7 - Mou: la fórmula perfecta

  • El Real Madrid volvió a demostrar que se encuentra en estado de gracia tras golear a un Racing de Santander que tiró el partido en los primeros quince minutos.
R. Madrid 6 - 1 Racing
Daniel Castellanos - Estadio Santiago Bernabéu - L Daniel Castellanos - Estadio Santiago Bernabéu - L

Este equipo ya carbura. Da igual que sea un grande de Europa como el Milan, o un equipo de la zona baja de la Liga Española como el Racing de Santander. Mourinho ha sabido imprimir a sus jugadores unas señas de identidad muy claras, y la goleada ante los de Portugal deja a las claras que este Madrid va camino de ser invencible.

Aunque tal vez este Racing ha dado demasiadas facilidades. Porque el planteamiento de Portugal, con una defensa de cinco jugadores que ha hecho aguas por todos lados, ha permitido al Madrid sentenciar el choque en los primeros 15 minutos. Dejando a un lado la apatía del rival, los once magníficos de Mourinho hicieron lo que mejor saben hacer: presionar al equipo rival hasta llevarle prácticamente a la asfixia, y tener la pegada de Mike Tyson y Evander Holyfield juntos. La candidez de la defensa cántabra es lo que permitió sentenciar el choque en los primeros 15 minutos, pero no es excusa para no admitir que este equipo tiene muy buena pinta.

Mourinho no se complicó la vida a la hora de confeccionar la alineación. Los mismos leones que se cenaron al Milan en Champions fueron los mismos que desarbolaron al Racing en los primeros 15 minutos. Tras un primer aviso de Cristiano (min.5), un chispazo de Higuaín a la jugada siguiente sirvió para dejar K.O. a la poblada defensa cántabra. El argentino no tuvo ningún problema para batir en el mano a mano a un Toño que nada pudo hacer para evitar lo inevitable. Los grandes como Higuaín pueden fallar un día, como ocurrió ante el Milan, pero es imposible que lo hagan en dos partidos seguidos, y el Racing pagó muy pronto las consecuencias del hambre goleador del argentino.

Cristiano Ronaldo, ante su gran noche

Quien no falla nunca es Cristiano Ronaldo. El portugués ya llevaba un mes de octubre inmaculado, pero su partido de esta noche ha sido esplendoroso, digno de un Balón de Oro. El primero de su cuenta vino tras una jugada individual de su compañero de fatigas Higuaín (y eso que se llevaban mal). Su centro fue rematado por un Cristiano Ronaldo que apareció desde segunda línea como lo que es: un torbellino de delantero que, como tenga el día, te hace un entuerto.

Con la defensa del Racing totalmente desarbolada, el Madrid pudo explotar su mejor arma, que no es otra que el contragolpe. Y Mesut Özil, tan intermitente como genial, fue el gran ejecutor de ese arte. De sus botas nació el tercero del Madrid, que cedió a Cristiano para que marcara el segundo en su cuenta. Tres goles en apenas 30 minutos, y una hora por delante para darse o bien un festín o echarse a dormir. Y, en contra de lo esperado, los de Mourinho siguieron machacando al rival a base de contras.

FICHA TÉCNICA

Real Madrid: Casillas; Arbeloa , Pepe, Carvalho, Marcelo (Pedro León, min. 69); Xabi Alonso, Khedira, Ozil (Canales, min.63), Di María, Cristiano Ronaldo; e Higuaín (Benzema, min.66).

Racing de Santander: Toño; Francis, Ponce, Henrique, Torrejón (Ariel, min.45), Cisma; Colsa, Diop, Kennedy, Munitis (min.55, Arana); Rosenberg

Goles: 1-0: Higuaín (min.09); 2-0: Cristiano Ronaldo (min.15); 3-0: Cristiano Ronaldo (min.25); 4-0: Cristiano Ronaldo (min.47); 5-0: Cristiano  Ronaldo (min.54); 6-0: Özil (min.62); 6-1: Rosenberg (min.73)

Árbitro: Muñiz Fernández. Amonestó por el Madrid a Canales (min.76) y Arbeloa (min.84), y en el Racing a Domingo Cisma (min.48)

Incidencias: estadio Santiago Bernabéu. Casi lleno. 75.000 espectadores.

Nueva 'manita' en el Bernabéu

Tras el descanso, Portugal intentó recomponer su defensa renunciando a esa calamitosa línea de cinco, pero Cristiano Ronaldo se encargó de dilapidar cualquier capacidad de reacción del equipo cántabro. Di María, incansable como siempre, se internó por la banda derecha para después ceder  al portugués, que resolvió dentro del área derecha haciendo honor al dorsal que lleva en la espalda: el ‘7’. Tras aquello el portugués no tardó mucho en marcar su póker de goles, tras un claro penalti sobre Di María, cerrando el portugués así su noche más próspera como jugador madridista en lo que a dianas se refiere.

Con una afición entregada a la causa, los de Mourinho se permitieron el lujo de gustarse. Xabi Alonso, nuevamente magistral en la distribución, dibujó un gran pase en profundidad a Özil, quien batió con una tranquilidad pasmosa a Toño. Con el set en blanco en el luminoso, Mourinho dio paso a los jugadores más necesitados de minutos (Pedro León, Canales y Benzema), para que se fogueen de cara a la eliminatoria de la Copa del Rey. Los blancos bajaron entonces su intensidad, lo que fue aprovechado por el Racing para marcar de rebote el mal denominado en este caso gol del honor. Y decimos mal porque este Racing no ha sido un rival digno de Primera División. Lo que no quita, eso sí, que este equipo sigue consolidándose. Los magníficos de ‘Mou’ siguen encadilando al Bernabéu. Y de seguir esta evolución, pronto serán imparables...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información