Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bronca monumental entre Di María y Quique

  • El actual jugador blanco y el míter colchonero ya se las tuvieron en Portugal cuando ambos estaban en el Benfica
Ambos coincidieron en el Benfica
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central

Cuando Quique Sánchez Flores y Di María coincidieron en su etapa en el Benfica (08/09), no fue tan idílica, hasta el punto de que tuvieron una bronca en el vestuario que aún resuena por los pasillos del Estadio da Luz de Lisboa.

Todo ocurrió el 9 de mayo de 2009, en la antepenúltima jornada de la Liga ante el modesto Trofense, que acabó a la postre siendo el colista del campeonato. El partido estaba atascado para las Águilas benfiquistas con un sorprendente 2-2. Era de esos partidos que los equipos grandes dan por ganados antes de empezar la temporada. Pero a Quique se le atragantó el partido y decidió sustituir a Di María en el 79' para introducir al delantero angoleño Mantorras y darle así un último empujón al partido y al equipo. El argentino estaba muy nervioso porque era su primer partido como titular tras seis consecutivos en el banquillo y, cuando vio el cartel luminoso con su dorsal, no se lo tomó nada bien y explotó. Ya en la banda, Di María estaba en la banda y le dio un patadón con violencia al balón. Camino del banquillo, ni siquiera miró a Quique.

Una vez en el vestuario del Benfica, el hoy entrenador del Atlético le recriminó al futbolista del Madrid su actitud y su desplante público. El jugador creyó que lo estaba haciendo culpable de cómo había ido el partido hasta el momento. Hubo una fuerte bronca, según las crónicas de la prensa portuguesa incluso se insultaron. El resto del equipo debió intervenir para calmar las cosas. Posteriormente, este incidente se filtró y Di María tuvo que salir al paso. El internacional argentino se explicó ante la Prensa y mostró su arrepentimiento: "Lo que pasó es que tenía la cabeza muy caliente. Le pedí disculpas a Quique y le dije que no lo volvería a hacer nunca más".

Esperemos que hoy los dos estén un poco más calmados que aquella noche calentita del 2009.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información