Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una clase media a la altura del Madrid

  • Un equipo de cracks con una capacidad de trabajo 'made in Mourinho'
Un equipo de cracks con una capacidad de trabajo 'made in Mourinho'
Daniel Castellanos -  DC Daniel Castellanos - DC

Durante el anterior mandato presidencial de Florentino Pérez, el club cometió el pecado mortal de dejar a la plantilla del primer equipo escasa de los denominados jugadores de 'clase media', que son futbolistas que, si bien no tienen la calidad de un crack mundial, su regularidad es la que permite construir un buen equipo a largo plazo. Con la llegada de José Mourinho ese déficit ya no existe, y los resultados del equipo ya se están haciendo notar.

Ya lo avisó Florentino Pérez cuando decidió dar el paso de volver a ser el presidente de este club: la insuficiente política de Zidanes y Pavones daría paso a otra en la que también tendrían cabida jugadores españoles y extranjeros que, pese a no reunir la condición de 'galácticos', su papel puede ser importante de cara a armar una escuadra campeona. Es una estirpe de jugadores de la que el club careció en la época de los Ronaldo, Figo, Beckham y compañía, y cuando se intentó remediar esa escasez con los fichajes de jugadores como Cicinho, Diogo, Pablo García o Gravesen, éstos jugadores no dieron el rendimiento que se esperaba en el equipo madridista.

Con José Mourinho eso ha cambiado. Ninguno de los fichajes de esta temporada ocupó el top 20 de la lista del Balón de Oro del año pasado, pero todos ellos están dando un rendimiento espectacular. Carvalho, pese a su veteranía, se ha convertido en un valor muy seguro en la zaga blanca, donde ya es el 'Kaiser'. Khedira, muy discutido al principio, se está convirtiendo en el mejor socio que podía tener Xabi Alonso en la medular. Y que decir de Di María y Özil, dos de las revelaciones del campeonato, quienes han dado al Madrid una dosis de dinamismo y velocidad al ataque de las que antes se carecía. Y no podemos olvidarnos de Pedro León y Canales, dos jovenes promesas que a buen seguro darán muchas alegrías al madridismo.

Pero la clase media no se limita exclusivamente a los jugadores nuevos de esta temporada. Ahí están Albiol y Arbeloa, que siempre cumplen cuando el entrenador requiere de sus servicios. O Marcelo, que con el tiempo se está convirtiendo en uno de los mejores lateral izquierdos del mundo. Sin olvidarnos tampoco de Higuaín, al que se puede aplicar el mismo comentario que con el brasileño salvo que su posición es la de delantero. En definitiva, este Real Madrid tiene el armazón suficiente para construir un gran equipo. Porque no solo se vive de los cracks, sino que éstos necesitan de otros jugadores que les hagan el trabajo sucio, y Mourinho tiene a los mejores para hacer esa función.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información