Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Sin colectivo no soy nada"

  • Raúl reconoce que tuvo mala suerte con 'la roja'
Raúl reconoce que tuvo mala suerte con 'la roja'
Agencias Agencias

El español Raúl González afirma sentirse "feliz" de poder recuperar en el Shalke''04 alemán el ritmo que había perdido en el Real Madrid, aunque al mismo tiempo reconoce que a su nuevo equipo todavía le falta "la regularidad y los automatismos".

En una entrevista publicada en la revista semanal de L'Équipe, Raúl asegura que tomó la mejor decisión al firmar con el club alemán. Sostiene no saber si habría jugado de haber seguido en el Madrid con su nuevo entrenador, José Mourinho, e insiste en que con sus 33 años hace falta "juego y regularidad para mantenerse al máximo".

El ex capitán blanco niega que el carisma que tenía en el Madrid hubiera podido plantear problemas a Mourinho pero, en cualquier caso, reconoce que sigue teniendo en su corazón el equipo en el que estuvo jugando durante 16 años y que continúa considerándose "merengue". "Para mí era vital salir al campo cada fin de semana. Si quería tener tiempo de juego, tenía que irme del Real. E irme del Real, a mi entender, no podía significar más que marcharme de España. Sólo me interesaba una liga competitiva: Inglaterra, Alemania, Italia o Francia. El Schalke se mostró el más convincente", cuenta.

En cuanto al triunfo de la selección española en el Mundial de Sudáfrica, admite que le hubiera gustado estar allí, pero no fue posible. "Tuve la mala suerte de estar al máximo cuando el equipo no iba tan bien como ahora. Esta generación es excepcional, reina en el mundo desde 2008 ...y no ha terminado", argumenta.

Del Shalke, Raúl constata que hay ansiedad por sus resultados (es décimo sexto en la Bundesliga y debe disputar su paso a octavos de final de la Liga de Campeones mañana contra el Lyon). "Tenemos calidad para encadenar victorias y liberarnos así psicológicamente. Pero hay que probarlo", señaló.

En todo caso, y tras destacar que su club "tiene losmejores aficionados" de Alemania, afirma que no hay que inquietarse por él, y que "lo que empieza mal acaba generalmente bien". Sobre su experiencia en el fútbol alemán dice que es muy físico y el ritmo es elevado. "Va mucho más rápido que en España y termina con frecuencia con más goles", asegura. Sobre su vida familiar, explica que ahora está "más tranquilo" que en Madrid y puede hacer "más cosas en familia sin ser acosado" como caminar por la calle.

Dice que descartó la posibilidad de irse a Los Ángeles Galaxy porque eso habría significado estar mucho más lejos de Madrid, y sus padres, su familia y todos sus amigos viven en España.

Preguntado sobre la ambición de convertirse en el mayor goleador del fútbol europeo, Raúl replica que si ésa fuera su obsesión se habría quedado en el Madrid. "Soy un goleador, pero también un jugador de equipo. Y eso es esencial. Sin colectivo, no soy nada", argumenta antes de añadir que es consciente de que otro jugador en el futuro batirá su récord de 68 goles en la Liga de Campeones, ya que "Ronaldo y Messi tienen potencial". Frente a ese estatuto de goleador efímero, "los títulos, por el contrario, no se borran", recuerda.

De su instinto de goleador, dice que se siente "un cazador de segunda posición". "Cazo detrás de los delanteros puros. Siento dónde van a aterrizar los balones y sé que en esas situaciones se puede hacer mucho mal al adversario. Asumo que soy en parte egoísta pero eso nunca me ha cegado. Sé el valor del colectivo en el fútbol. Si se miran mis estadísticas, he dado también muchos pases decisivos", recuerda Raúl, que ayer contribuyó con tres goles al triunfo de su equipo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información