Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Benzema da el puñetazo sobre la mesa

  • El francés, con tres goles, se gana la titularidad. Cristiano Ronaldo marca el cuarto.
R. Madrid 4 - 0 Zaragoza
Daniel Castellanos - Estadio Santiago Bernabéu - L Daniel Castellanos - Estadio Santiago Bernabéu - L

Trámite superado. El Real Madrid, con la ley del mínimo esfuerzo, y con algunos de sus suplentes demostrando a Mourinho que merecen tener más minutos en este equipo ante un Auxerre que dio una imagen más que digna en el estadio Santiago Bernabéu, se llevó un merecido triunfo merced a la soberbia actuación de Benzema, autor de tres goles.

Era el día propicio para hacer pruebas. En un calendario tan apretado y exigente como el que tiene el Real Madrid, no dar oportunidades a aquellos jugadores que, en condiciones normales, no cuentan con la confianza necesaria de su entrenador es pecado mortal. Por eso, los de Mourinho se plantaron ante el Auxerre con sólo tres de sus habituales titulares (Cristiano Ronaldo, Marcelo y Carvalho) y eso se notó en el ritmo cansino y ramplón que impuso el conjunto madridista al partido.

Aunque con un doble pivote formado por los Diarrá no es de extrañar que a los blancos les creara crear fútbol. Verles sobre el terreno de juego le hace a uno darse cuenta lo imprescindible que es Xabi Alonso en este equipo. Sin el donostiarra en el campo el Madrid jugó a otra cosa, aunque eso no fue ápice para que el Madrid saliera a dominar el choque desde el principio. Porque el partido requería eso: adelantarse en el marcador en los primeros minutos, y después intentar sentenciar a la contra. Y eso es lo que precisamente hizo el Madrid.

Diarrá, con un excelente cabezazo en el punto de penalti, fue quien dio el primer aviso. No es que el conjunto madridista empezara el choque arrollando en su rival, pero con muy poquito consiguieron encerrar a los franceses en su área, y en esas Benzema consiguió poner por delante a los suyos. El francés esta vez si estuvo afortunado de cara al gol y, con un remate en plancha a lo Santillana, aprovechó de la mejor forma posible el gran centro de Cristiano desde la izquierda.

Mala suerte para Dudek

El gol fue la excusa perfecta para que los jugadores del Madrid se echaran una buena siesta en medio de la noche madrileña, y eso es lo que hicieron. Y aunque Cristiano Ronaldo (min.20) estuvo cerca de marcar el segundo. Dudek, que tuvo la mala suerte de tener que irse a vestuarios por culpa de un golpe cuando se estaba acercando el descanso, se erigió entonces en el héroe de los blancos en la primera parte. Con dos intervenciones prodigiosas a tiros de Mignot (min.25) y Oliech (min.42), se ganó con creces la ovación que le brindó el Bernabéu cuando se tuvo que retirar a vestuarios. Fue la nota emotiva de una primera parte que, salvo el gol de Benzema, no dejó nada más reseñable.

FICHA TÉCNICA

R. Madrid: Dudek (Adán, min.45); Arbeloa, Carvalho, Albiol, Marcelo (Garay, min. 75); Diarrá, Lass; Granero, Pedro León, Cristiano Ronaldo (Sarabia, min. 72); y Benzema.

Auxerre: Sorin; Dudka, Coulibaly, Mignot, Grichting; Chafni, Pedretti (Sammaritano, min. 61); Traoré, Birsa (Langil, min.88), Oliech; y Contout (Quercia, min. 72).

Goles: 1-0: Benzema (min.11); 2-0: Cristiano Ronaldo (min.49); 3-0: Benzema (min.71); 4-0: Benzema (min.88)

Árbitro: Serge Gummienny (Bélgica). Amonestó por el Real Madrid a Albiol (min.25) y Diarrá (min.39); y por el Auxerre a Mignot (min.35)

Incidencias: encuentro disputado en el estadio Santiago Bernabéu, al que acudieron 60.000 espectadores.

Los valientes que acudieron al Bernabéu para animar a su equipo en un partido tan insípido como éste merecían un espectáculo mejor que el que se vio en los primeros 45 minutos. Y aunque el fútbol que se vio no fue precisamente de cinco estrellas, la buena voluntad que pusieron los de Mourinho fue de agradecer. Y cuando uno menciona el término ‘ganas’ el primer nombre que se le viene a la cabeza es Cristiano Ronaldo. El portugués fue quien firmaría el segundo tras una brillante jugada individual de Marcelo, quien dejó a su compañero completamente solo ante Sorin, que nada pudo hacer para desviar el obús del luso.

Benzema se reivindica

Con el 2-0 a favor el Auxerre intentó poner a prueba los nervios de Adán, debutante en la noche de hoy tras el desgraciado incidente de Dudek. Contout y Traoré a punto estuvieron de recortar distancias en el marcador. Pero lo que diferencia a un grande cómo el Madrid de un equipo de segunda fila como éste es que los primeros no perdonan ante la más mínima oportunidad. Y Benzema, aprovechando un buen servicio en largo de Lass (y la cantada de Sorín en el blocaje), pondría la sentencia definitiva. El francés al fin demostró su valía para jugar en este equipo, y dio un golpe sobre la mesa ante los incesantes rumores del fichaje de un nuevo delantero para el club.

El último cuarto de hora fue tiempo para los clásicos gestos para la galería de este tipo de encuentros. Sarabia, la gran esperanza de Valdebebas, hizo su debut en el Bernabéu. Garay, inédito hasta entonces por culpa de una lesión, también tuvo sus minutos de gloria. Incluso Adán, salvando a mano a mano a Oliech, tuvo sus dosis de protagonismo. Tras perdonar Pedro León una clara ocasión a puerta vacía, Benzema, totalmente desatado en la noche de hoy, firmó el cuarto tras una brillante vaselina sobre un Sorin que más que rival parecía un amigo. Fue el broche de oro perfecto a una pachanga en la que resucitó de entre los muertos Karim Benzema, y en la que el Madrid de Mourinho firmó su mejor primera fase en una Champions de toda la historia. ¿Será preludio de algo grande?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información